uc.cl pastoral.uc.cl

#SomosIglesia: la fiesta de la fe en la UC

Fecha de publicación: 12-5-17 Escolares, laicos, consagrados y universitarios de diversos movimientos, carismas y espiritualidades se reunieron para salir al encuentro de los demás en la universidad.

A pesar de la lluvia y el frío, el jueves 11 de mayo más de 500 escolares, laicos, consagrados y universitarios se congregaron para ser parte del proyecto #SomosIglesia en el campus San Joaquín y salir al encuentro de alumnos, académicos y funcionarios de la Universidad Católica de Chile llevando el mensaje de Cristo y mostrar a la Iglesia viva.

Este proyecto busca mostrar y destacar que la Iglesia somos todos y que juntos debemos ir en búsqueda de los demás. Además, es una oportunidad que pretende mostrar la amplitud y diversidad que tiene la Iglesia, y es por eso que, a través de “la misión de un día”, se busca que múltiples carismas, proyectos y congregaciones transmitan su mensaje por todo el campus.

Mientras se realizaba “la misión de un día”, un grupo de escolares de 27 colegios de Santiago participaron de charlas y actividades realizadas en el Centro de Innovación, Anacleto Angelini, donde buscaron nuevas formas de llevar a Cristo en sus colegios y renovar sus pastorales. En esta actividad, participó el rector de la universidad, Ignacio Sánchez, que dio la bienvenida a las delegaciones de los colegios participantes y los invitó a “fortalecer su vocación pastoral, a compartir la experiencia que vivirán en la Universidad Católica, a vivir y conocer a través de este encuentro lo que es la pastoral de la universidad y a poder transformar este proyecto #SomosIglesia en un proyecto vivo que no solamente puedan vivirlo hoy sino que llevárselo a cada uno de los colegios que están representados”.

Además, se realizaron dos charlas REC de universitarios sobre el desafío de querer ser santo hoy y se presentó el proyecto Siembra, las misiones de invierno para escolares de tercero y cuarto medio, quienes tendrán el desafío de llevar el mensaje de Cristo a distintas localidades del sur de nuestro país.

Luego, a las 13:00 horas, se reunieron todos los participantes en la Iglesia del Sagrado Corazón para finalizar el encuentro en torno a la Eucaristía, la que fue presidida por monseñor Cristián Roncagliolo acompañado por presbíteros y sacerdotes de los carismas y congregaciones presentes.

El obispo auxiliar de Santiago, comentó en la homilía que “estamos llamados a ser luminosos testigos del Evangelio y ojalá que hoy pudiéramos decir todos, que estamos comprometidos con Jesucristo y que estamos comprometidos al llamado de ser santos. El mundo espera de nosotros cosas grandes, pero vamos a poder entregar cosas grandes si somos capaces de entregar la vida al Señor”.

Testimonios

“Creo que la idea de hacer un encuentro de pastorales con colegios de Santiago es muy buena, porque nos permite darnos cuenta de que hay muchos jóvenes que estamos con esa sed de un cambio en la sociedad y que indudablemente está en nuestras manos. Después de este encuentro nos queda una misión aún más grande: poder llevar a Jesucristo a cada alumno de nuestros colegios, mostrarles por qué es tan necesario llevar a Cristo con alegría a todos y ayudarnos unos a otros en la misión evangelizadora. Lo que #SomosIglesia despertó en mí es no quedarme de brazos cruzados esperando a que alguien llegue a hacer mi misión, sino que desde hoy tengo que predicar con el ejemplo y dar a conocer al más grande de esta vida, que es Dios”. María Inés García, alumna del Colegio Cumbres.

 

“Hace algunos días me sentía demasiado encerrado en mí mismo, mis estudios, mis problemas… Pero hoy tuve ese regalo que necesitaba: salir al encuentro de otros para descubrir a Cristo en ellos, para escuchar sus preguntas honestas sobre Jesús y la Iglesia, para compartirles la experiencia más importante de mi vida: Cristo Jesús. Él me saca de mí mismo, de mi rutina, mi desesperanza y me lanza hacia los demás. De algún modo, para mí, eso fue #SomosIglesia”. Benjamín Ossandon, seminarista.

“Me tocó misionar en Ingeniería y Enfermería. A pesar de que ya estoy misionando en La Pincoya todas las semanas, fue muy raro empezar una conversación porque los estudiantes parecían muy ocupados. Pero algunos jóvenes se interesaron y empezaron a preguntar sobre nuestra fundación, los proyectos sociales y la fe, y el mayor interés fue de quienes dijeron que no creen en Dios. Fue una muy linda experiencia y cuando vi durante la misa final a uno de los jóvenes con quien hablé, comprendí que la universidad no solamente es un lugar para estudiar si no también un lugar para conocer a Dios y vivir la fe”. Pia Nörenberg, misionera católica de Alemania, perteneciente a Fundación Misericordia.

 

Revisa la galería de imágenes aquí