uc.cl pastoral.uc.cl

Se entregó el Premio Espíritu UC 2016

Fecha de publicación: 31-3-17 El ganador de este año fue Gonzalo Jara, alumno de la Facultad de Ingeniería por su identificación y promoción de valores, sus antecedentes curriculares y su participación destacada en diversas áreas.

En el marco de la Ceremonia de Inauguración del Año Académico donde estuvieron presentes el cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago y gran canciller UC, el monseñor Cristián Roncagliolo, vice gran canciller UC, el rector Ignacio Sánchez, miembros del Honorable Consejo Superior, el cardenal Francisco Javier Errázuriz, el monseñor Ivo Scapolo, nuncio apostólico de su santidad, rectores de otras casas de estudios, autoridades universitarias, académicos, funcionarios y alumnos, se dio entrega al Premio Espíritu UC 2016.

 La instancia comenzó con una misa que fue presidida por el cardenal Ricardo Ezzati, quien dijo a los presentes que “es una bendición y al mismo tiempo un compromiso, especialmente en este día que nuestra casa de estudios sea reconocida como uno de los mejores centros de estudio superior de nuestro continente y el mundo”. “El amor es más fuerte, el amor que se ha manifestado y se manifiesta en la cruz de Jesús, en ese amor creemos y ese amor que brota del corazón de Jesús nos concede también un  presente y un futuro de gracias, Él nos conceda crecer en ese amor y testimoniarlo con la coherencia de vida especialmente en la vida de nuestro centro superior de estudio” concluyó el vice gran canciller.

Luego, se inició la ceremonia de inauguración del año académico con el discurso del rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez quien agradeció a Dios por el año que pasó y a toda la comunidad universitaria por el apoyo, compromiso y colaboración. Además, comentó diversos temas de relevancia del sistema de educación superior y otros que tienen relación con el desarrollo de la UC así como también del estado actual y el futuro de la institución en algunos aspectos claves que tendrán directo impacto en el progreso del país.

Posteriormente, se llevó a cabo la premiación donde Gonzalo Jara Saba recibió el Premio Espíritu UC, 24 profesores de la UC recibieron el Premio de Reconocimiento a la Excelencia Docente y el Premio a la Excelencia en la Creación Artística.

 

Premio Espíritu UC

El Premio Espíritu UC se creó en el año 2002 y busca promover los valores y el espíritu de la Universidad Católica en sus estudiantes de pre grado, premiando a los alumnos que a lo largo de su etapa universitaria han estado abiertos a las distintas dimensiones de lo humano, conscientes de su responsabilidad personal y social, destacándose por su compromiso con la comunidad universitaria y el país a través de diferentes instancias además de ser alumnos de excelencia académica.

La comisión que llevó a cabo la selección estuvo integrada por el rector, Ignacio Sánchez, el vice gran canciller, monseñor Cristián Roncagliolo, el director de la Pastoral, Guillermo Tagle, la presidenta de la FEUC, Sofía Barahona y el representante de los alumnos en el Honorable Consejo Superior, Juan Echaurren.

El ganador del Premio Espíritu UC 2016 fue Gonzalo Jara Saba. Para él haber recibido el premio fue “una alegría tremenda y sobre todo un impulso” destacó. “Para mí el premio es una demostración que al hacer las cosas que me hacían sentido en la universidad estaba en buen camino independientemente de que los resultados no llegaban de primera o segunda instancia. Es un impulso a seguir adelante y sobre todo un reconocimiento más que a mí a todas las personas que conocí en mi proceso de formación en la universidad” comentó el ganador.

Gonzalo es egresado de Ingeniería Civil de Industrias, mención Tecnologías de la Información. Participó en diversas actividades de la universidad como el centro de alumnos de Ingeniería, donde fue coordinador en el 2014 y presidente en el 2015. Además, participó en las misiones de la juventud de Schoenstatt y durante el 2016 fue profesor del orfanato Daya Dan de niños con discapacidades físicas y mentales en Calcuta junto a los misioneros de la Caridad, por lo que se distingue su identidad católica. Durante su experiencia en Calcuta, Gonzalo entendió lo que significa ver a Dios en el otro y comprendió la necesidad de contar con una compañía honesta, y que la mayor y mejor de esas compañías cuando se vive en soledad es Dios y la fe.

Por otro lado, Gonzalo, convencido que podía marcar la diferencia y generar un cambio, fue co fundador de la Fundación Proyecto Must junto con un grupo de amigos, proyecto que busca crear conciencia en los estudiantes secundarios a través del voluntariado en sectores vulnerables de Valparaíso. También participó del proyecto social de la universidad Jóvenes Sin Fronteras siendo presidente del directorio, donde uno de los mayores aprendizajes fue el regalo de conocer un Chile distinto, con variedad de culturas y realidades; y la importancia de poner a la persona en el centro del quehacer, preocuparse de lo más humano de las relaciones.

Como parte de su práctica profesional se desempeña como coordinador de proyectos en el Centro de Innovación UC, donde se destacó en la coordinación de la cumbre Ashoka U Minka 2016, el mayor encuentro de Innovación Social en Educación Superior de Chile.

“Siempre uno puede hacer algo, un poco más allá, un poco más de estudiar, un poco más de ir a clase, siempre hay algo más que se puede hacer. Y lo segundo, que a mí me definió personalmente, más importante de lo que uno haga es con quienes me rodeo haciendo las cosas” destacó el ganador del Premio Espíritu UC 2016.