uc.cl pastoral.uc.cl

Se celebró la tradicional fiesta de Cuasimodo en la UC

Fecha de publicación: 11-4-18 Alumnos de la Universidad Católica se vistieron con los atuendos característicos del cuasimodista y llevaron la Comunión a ancianos y enfermos de Macul.

En un ambiente de alegría y solemnidad, se realizó la fiesta de Cuasimodo en la UC, donde alumnos de la universidad llevaron la comunión a dos hogares de ancianos y enfermos en la comuna de Macul.

“¡Viva Cristo Rey!” con estos gritos de alabanza, las calles del campus San Joaquín y de Macul se poblaron de caballos y jinetes vestidos con pañuelos blancos y banderas chilenas, quienes fueron los encargados de custodiar al Santísimo.

La celebración del Cuasimodo comenzó con una misa en la Iglesia del Sagrado Corazón en el campus San Joaquín, presidida por el Pbro. Guillermo Greene, Capellán General Adjunto, donde se consagró el pan y el vino que se llevaría a los vecinos de Macul que no pudieron recibirla durante el triduo pascual.

“Celebramos la fiesta del Cuasimodo con la Facultad de Agronomía, visitamos dos hogares de ancianos llevando la comunión, la alegría de la Resurrección del Señor a todos aquellos que no pueden acercarse a la comunión porque son enfermos, porque son ancianos y quieren recibirla especialmente en este tiempo de la Pascua, tiempo fuerte en la vida de la Iglesia. Acompañaron muchos jóvenes de la Pastoral de Agronomía y de otras carreras de la universidad, manifestando públicamente su fe, animandose a acompañar al Señor y pidiendo a Jesús que así como ellos lo han acompañado en este día acercándose a quienes más lo necesitan, que también Él pueda acompañarlos a ellos en su vida, en sus estudios y le de un sentido más pleno a su vida cristiana, a su testimonio de fe y a la alegría de participar y dar testimonio de esta misma fe en la pastoral de la universidad” comentó el asesor de la Pastoral UC, Pbro. Guillermo Greene.

Participaron de la procesión el Pbro. Guillermo Greene, alumnos, funcionarios y el decano de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal que, siguiendo con la costumbre, llevaron a Jesús Consagrado a los vecinos de la comuna de Macul, en los alrededores del campus San Joaquín.

“Muy contento de participar en este Cuasimodo 2018 como decano de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal para mí es una gran alegría poder ver a los estudiantes que se involucran con esta fiesta popular tan bonita como es el cuasimodo, que representa el acompañar a los enfermos y personas que están más necesitadas y que tanto espera la venida de Jesús, y traerles la comunión. Espero que podamos seguir participando con más estudiantes y algunos profesores” comentó Rodrigo Figueroa, decano de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal

Por otro lado, María Gracia Barros, estudiante de Teatro y jefa de la Pastoral de Oriente, comentó que “cuando chica vivía en el campo, en el norte y siempre estuve muy vinculada con todas las celebraciones de campo. Para mí no hay nada más lindo que poder celebrar a Dios y entregarlo a todas las personas de esta manera, la manera más cercana para la gente”.

En la universidad, la fiesta del Cuasimodo surgió como iniciativa de la Pastoral de Agronomía e Ingeniería Forestal en conjunto con la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana, que consiguen y arreglan con adornos los caballos y el carro que trasladará al Santísimo.

“El cuasimodo fue una experiencia tremenda, es una fiesta que lleva la comunión a los ancianos y enfermos que no pueden recibirla por ellos mismos. Para nosotros como estudiantes de Agronomía y de la universidad es muy bonito llevar el mensaje de Cristo y ser una Iglesia en salida como nos pide el Papa” explicó Tere De la Maza, estudiante de Agronomía y jefa de la Pastoral de Agronomía; una de las organizadoras de esta iniciativa en la universidad.

La celebración del cuasimodo es una tradición que tiene su origen en los tiempos de la colonia en el país, cuando los sacerdotes recorrían los campos para llevar la Eucaristía a las personas que, por enfermedad u otra dolencia, no podían llegar hasta la misa del pueblo. Para evitar que la procesión fuese asaltada por cuatreros, los patrones de los fundos los acompañaban en su viaje con el fin de protegerlos. Con el tiempo esta tradición comenzó a ser conocida como Cuasimodo debido al texto latino de la antífona introductoria del domingo después de Pascua de Resurrección: “Quasi modo geniti infantes” (“como niños recién nacidos”).

 

Revisa la galería de imágenes aquí.

Conoce el testimonio de uno de los cuasimodistas aquí.