¡Te invitamos a ser parte de la intervención de esculturas hechas con material de desecho!

“El que trabaja con sus manos, su cabeza y su corazón es un artista”, San Francisco de Asís

Campaña de Acopio "Yo confieso"

27 agosto al 10 de septiembre

Recolección de vasos descartables de café, paquetes de snack, CD´s, y cables que se utilizarán para intervenir las esculturas.

Punto de acopio: Entrada de la Iglesia de San Joaquín.

En esta etapa de acopio de materiales, se invita a contemplar la basura y hacer un «acto penitencial» respecto de los desechos que generamos, que no se podrán reutilizar ni reciclar.

Trabajo colaborativo "Tómenlo y que dé fruto"

16 al 23 de septiembre

Intervención de las esculturas para alabar a Dios a partir de material de desecho. De esta manera, los descartes serán resignificados y por ende dignos de ser presentados en alabanza a Dios.

¡Todos están invitados a participar!

Lugar de encuentro: Pastoral de San Joaquín.

Adoración al Santísimo y exposición de las esculturas "Por Cristo con Él y en Él... todo honor y toda Gloria, por los siglos de los siglos"

26 de septiembre

En esta Adoración al Santísimo serán presentadas las esculturas realizadas con material de desecho por la comunidad UC, así lo ofrecemos en acto de gloria a Dios mediante una adoración cantada.

Lugar: Capilla de San Joaquín.

¿Qué busca este proyecto?

La Alabanza de los descartados nace con el fin de integrar la sustentabilidad, el arte y el Cristianismo. Busca crear esculturas con material de descarte para transformar lo feo y sucio de la basura en algo digno de alabanza a Dios, haciendo implícitamente una analogía de que como Dios perdona nuestras faltas, también perdona el daño que hacemos a su creación, la Casa Común, con todos los desechos que generamos sin hacernos cargo. Por ello, nuestro objetivo es crear esculturas que alaben a Dios a partir de material de desecho, intervenidas por toda la comunidad UC.

¿Qué vamos a intervenir?

En esta oportunidad se invita a la comunidad UC a intervenir cinco aves (paloma, gallo, cuervo, tótola y grulla) que fueron elegidas como representación de los muchos seres vivos que se ven afectados a causa del daño que hacemos a nuestro planeta, y que además están presentes en el evangelio anunciando el mensaje de esperanza y amor de Dios.
Estas aves fueron realizadas por el artista Pablo Espinoza, funcionario de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal, quien a partir de materiales de fierro en desuso es capaz de crear esculturas, que en este caso estuvieron inspiradas en las aves que serán intervenidas por la comunidad, en esta actividad.

¿Qué significan estas aves?

- Paloma: Símbolo del fin del diluvio, representa también los Dones del Espíritu Santo. Busca representar la esperanza en la providencia de Dios, en esta época de crisis que vive la fe, tanto en Chile como en el resto del mundo.
- Gallo: Alegórico de la vigilancia y resurrección. Símbolo de Cristo, que hace despuntar un nuevo día en la fe. También busca representar el estado alerta que debemos mantener los fieles frente a situaciones que no reflejen el mensaje y la persona de Cristo.
- Cuervo: Alegoría de soledad, se le aprecia por su inteligencia. Asociado también a la muerte. Representa la soledad que viven tantas personas porque se encuentran en periferias sociales, económicas o existenciales, situación que se acentúa con la actual crisis ecológica.
- Tórtola: símbolo de afecto y fidelidad entre los seres humanos. Representa la fidelidad de los católicos en vivir la vida según los designios de Dios y la preocupación por el prójimo.
- Grulla: Símbolo de renovación; es una alegoría de la justicia y longevidad. Busca representar el proceso de renovación que estamos viviendo en distintos ámbitos: de la iglesia chilena, de como cuidamos del medio ambiente y la naturaleza, como nos relacionamos con los demás, entre otros.