uc.cl pastoral.uc.cl

“Medianoche” la obra de teatro que revive a la santa Edith Stein

Fecha de publicación: 26-10-17 Producto del XIV Concurso de Investigación y Creación para Académicos convocado por la Vicerrectoría de Investigación junto a la Pastoral UC, nació esta obra de teatro basada en la vida de santa Teresa Benedicta de la Cruz.

Oscuridad total, la Sala La Comedia del Teatro ICTUS está llena, más de 150 personas expectantes cuando la imagen de una cara de mujer se proyecta, luego letras y una mano que escribe, a lo que se le suman las palabras “querida madre” una voz grave y fuerte comienza el relato. Luego, la luz de una ventana enfoca a una monja carmelita, que en su celda de convento está sentada y apoyada en su escritorio, donde escribe una carta y al toque de la puerta se duerme sobre sus escritos.

Así comienza el relato que en 55 minutos profundiza en la vida y obra de santa Teresa Benedicta de la Cruz, también conocida como Edith Stein, intelectual, mártir y santa, que en esta oportunidad es encarnada por la actriz Elsa Poblete, dirigida por Ramón López y que se basa en los escritos de la santa llamados “Diálogo Nocturno”.

Para conocer más en profundidad el proceso de esta obra escrita por Florencia Martínez, que trata sobre la búsqueda de la verdad a través de la filosofía, la razón y la fe, y que nació de un trabajo interdisciplinario de docentes de las Facultades de Teología y Artes de la UC, que postularon al XIV Concurso de Investigación y Creación para Académicos, convocado por la Pastoral UC y la Vicerrectoría de Investigación, entrevistamos al director de “Medianoche”, Ramón López y a la actriz que personifica a Edith Stein, Elsa Poblete.

¿Cómo fue dirigir esta obra?
Ramón López (RL): Es un texto que abarca todos los aspectos íntimos, humanos de ella (Edith Stein), desde un punto de vista también dramático. Sobre cómo ella, como ser humano, como mujer, vivió o nos imaginamos que sufrió también.
Los recursos del teatro nos permiten indagar más íntimamente, psicológicamente en aspectos de su intimidad y eso también lo hace atractivo teatralmente, porque no es un documento biográfico, pero se basa en aspectos de su vida y que nos revelan a una mujer de carne y hueso que tuvo alegrías, que sufrió, que hubo cosas que no resolvió, no es una mujer arquetípica, que se transforma en un monumento, más bien es una mujer que padeció situaciones y renunció a muchas cosas en su vida; renunció a la vida en pareja, a un posible matrimonio, pero su inteligencia era brillante.

¿Qué le llamó la atención de la vida de Edith Stein?
RL: Como mujer es muy contemporánea, incluso adelantada a su tiempo, por lo que es muy contingente hoy en día y no solo por sus escritos filosóficos, sino que también su posición religiosa. Esta cosa ecuménica que tiene ella, que cubre desde el judaísmo al catolicismo, es muy interesante como fenómeno.
Elsa Poblete (EP): Me produjo una inmensa curiosidad la valentía con que asumió durante toda su vida las dudas, las reflexiones, las preguntas. Me admira que se haya permitido vivir cada etapa asumiendo a fondo distintas condiciones existenciales y filosóficas, hasta llegar al cristianismo.

¿Qué tiene de especial Edith Stein?
RL: Es una mujer que nació hace más de 100 años, que ya en el año 1917 está haciendo estudios profundos, una mujer jovencísima, de menos de 30 años, que hace 100 años atrás ya escribía y tenía posiciones frente a la existencia, la contingencia, la posición de la mujer, el derecho a voto, y sobre las injusticias en toda la persecución nazi, en la presión social, en la segregación racial (que ella sentía también en la universidad y en el convento) y eso es un asunto que también hace una eclosión tremenda con el nacismo.
Ella se anticipa, se va dando cuenta y va viendo el monstruo que se está creando en Europa, y eso es loable, es digno de admiración, esa intuición y ella también se proyecta un poco en la reina Ester que fue una mujer, un personaje bíblico que se anticipó también y que salvó a su pueblo de una destrucción, de un holocausto.

¿Esta obra los marcó de alguna manera especial?
RL: Sí, es un proyecto que de alguna manera íntimamente repercute en uno, uno se aproxima a este personaje maravilloso y misterioso. Me toca en un momento en el que estoy jubilando entonces cómo yo miro hacia atrás mi vida y cómo esta obra te permite volver a encontrar un estímulo, una motivación, un interés por cosas que a lo mejor había dejado de lado.
También las preguntas sobre la existencia que uno se puede hacer a esta altura de la vida, desde el punto de vista religioso o no religioso, espiritual o no espiritual te hace reflexionar, entonces es un trabajo que yo lo agradezco mucho porque me llega en un momento que yo no esperaba y me hizo bien.
Además, cuando empecé a trabajar esta obra me descubrieron un cáncer (que fue tratado hace unos meses) por lo que fue un proceso paralelo, entonces es como que se te mueve el piso y dices, pucha ella lo pasó peor porque lo mío no es tan grave, una cosa así, entonces te da como energía y ganas de vivir.
EP: Mucho! El enriquecimiento del alma, la búsqueda de esa felicidad que ella hizo incansablemente y que finalmente encontró en su entrega espiritual (que temprano y
tristemente fue cercenada por la circunstancia nazi).

¿Te sientes identificada con ella en algún aspecto?
EP: Sí, por cierto. Sucede con los personajes a crear, siempre hay características, hechos, miradas que coinciden con vivencias o pensamientos propios. En el caso de Edith que es una persona de carne y hueso, me identifico con su búsqueda de una respuesta acerca de la existencia humana y con la búsqueda de la felicidad. También fui una niña “lectora y silenciosa” y en Edith he encontrado respuestas a esa conducta.

¿Qué le diría a las personas que aún no han visto la obra?
RL: Que es una oportunidad de encontrarse con la intimidad de una mujer que fue brillante, que desde una dimensión pequeña e íntima local, aúna muchos temas de la vida, y de la contingencia que sigue vigente hoy en día. Hay un diálogo de mujeres super contemporáneo también, eso es bien atractivo, son temas que no son del pasado: la relación con los padres, la madre, va a encontrar resonancias con distintas experiencias personales o su familia, o sus seres más cercanos, o con el mundo de la intelectualidad de la academia.
Es una obra que tiene que ver con capítulos y pasajes de la existencia de cualquiera de nosotros. Es una obra inteligente, bien escrita, la entretención es más bien a nivel intelectual, aunque tratamos de hacerla visualmente atractiva y estimulante, todo conduce a facilitar el relato para que uno tenga una experiencia positiva intelectual. Es más bien una obra de reflexión y quizá te puede motivar a conocerla un poco más.
EP: Creo que la obra invita a revisar el propio camino. Si yo fuera espectadora, quizás quedaría pensando en mi propio desenvolvimiento en la vida, pensaría que bien vale ojalá lo antes posible, saldar cuentas con los sufrimientos y las dudas, para encontrar paciencia y amor a la vida.

Revisa las notas publicadas en la prensa nacional haciendo clic en los siguientes links:

Ficha artística
Dramaturgia: Florencia Martínez Echeverría
Dirección: Ramón López
Elenco: Elsa Poblete, Maureen Boys
Iluminación: Ramón López
Vestuario: Loreto Monsalve
Dirección de escena: Francisco Jara
Visuales: Pablo Mois
Producción: Centro UC Teatro y Sociedad

Coordenadas temporada
Teatro ICTUS – Sala La Comedia
Del 17 de octubre al 1 de noviembre,
Martes y miércoles a las 20.00 horas
General $6.000, estudiantes y 3a edad $4.000.
*Opción de adquirir a precio preferencial entradas para grupos desde 10 personas. Consultas:
rcanales@uc.cl