uc.cl pastoral.uc.cl

La UC cerró el Año de la Misericordia

Fecha de publicación: 17-11-16 Con una peregrinación y una misa se concluyó este jubileo que comenzó el año pasado a lo largo de todo Chile.

El jueves 17 de noviembre concluyó el Jubileo de la Misericordia en la Pontificia Universidad Católica de Chile con el cierre de la última Puerta Santa en Chile, ubicada en el campus San Joaquín de la universidad.

La actividad comenzó con una peregrinación por la ruta de la Misericordia a lo largo de la Alameda de San Joaquín, un camino de siete estaciones que, a través de textos bíblicos y reflexiones, permitió a los peregrinos prepararse para el paso por la Puerta Santa del Templo Jubilar.

Posteriormente, se inició el paso por la Puerta Santa, lo que dio fin al tiempo de gracia iniciado en diciembre del año pasado, tiempo marcado por el perdón, la peregrinación y las obras de misericordia. Al pasar por la puerta, cada uno de los asistentes tomó una pulsera con la frase “Vivo la misericordia siempre”, como símbolo y recuerdo de vivir la Misericordia día a día.

A continuación se desarrolló la misa, presidida por el vice gran canciller UC, padre Cristián Roncagliolo quien comenzó la homilía comentando sobre el cierre del año de la Misericordia. “Hoy estamos clausurando la Puerta Santa y con esto también en esta universidad clausurando el Año de la Misericordia”, dijo el sacerdote.

Además, el presbítero explicó sobre el desafío que cada uno tiene a la luz de tantas imágenes de la puerta. “Está el desafío de transformarnos en puerta de misericordia para que se visualice la misericordia de Dios. Está el desafío de ser vidrio y vitral. Un vidrio para dejar pasar la luz de la misericordia y un vitral para que en esa luz no solamente veamos una misericordia eterna sino también un rostro, el rostro de la misericordia de Dios que en nosotros se hace cercano al que sufre”, dijo.

Antes de finalizar la ceremonia, el padre Cristián cerró definitivamente la Puerta Santa. Aprovechó la instancia para invitar a que “en este año, posterior al año de la Misericordia, podamos en nuestra vida ser testigos de la Misericordia”.

El Templo del Sagrado Corazón del campus San Joaquín fue una de las más de 10 iglesias jubilares de la Arquidiócesis de Santiago elegida para tener un Puerta Santa y la única que se encontró dentro de un campus universitario dentro de Chile. Durante este año, el Templo del Sagrado Corazón fue un lugar de acogida para todos los peregrinos que se acercaron para recibir y pedir las indulgencias plenarias.

 Revisa algunas imágenes aquí