uc.cl pastoral.uc.cl

La Pastoral de Ingeniería dialogó sobre la Misericordia

Fecha de publicación: 02-6-16 Desde la propia experiencia tres invitados comentaron su visión y vivencia sobre la Misericordia en el auditorio de la Pastoral UC.

En el auditorio de la Pastoral UC la Pastoral de Ingeniería realizó un conversatorio sobre la Misericordia que contó con un panel con tres invitados que hablaron de la Misericordia en primera persona.

El encuentro tenía como objetivo central hablar sobre la Misericordia e ir descubriendo la Misericordia en la vida de cada invitado. El panel estuvo conformado por María Jesús San Martín, estudiante de Psicología y coordinadora General de Calcuta UC, Raúl Bascuñán, seminarista e ingeniero UC, y Trinidad Álvarez, profesora y co fundadora de la fundación Abriendo Puertas.

La primera pregunta a responder fue en cuanto a la definición de la Misericordia y la visión de cada uno sobre la misma. Trinidad Álvarez comentó que “se deduce del amor de Dios, que es gratuito, no se espera nada a cambio” por eso invitó a los presentes, en su mayoría estudiantes de Ingeniería UC, a “la comprensión, hay que ponerse en los zapatos del otro para poder ayudar al otro y experimentar la misericordia”.

Por su parte, María Jesús San Martín habló de la Misericordia desde un sentido del amor. “La misericordia es un llamado al otro, hay que cumplir nuestra vocación en el amor para llevar a Dios al otro”.

Por último, Raúl Bascuñán tomó un concepto que se asocia a la Misericordia “gratuidad”. “La Misericordia es gratis, Dios es don, mi vida es don, la Misericordia es don. Dios es gratis por eso la Misericordia es gratis” comentó el seminarista.

También, se hizo referencia a este año, un año especial, el Año Santo de la Misericordia. Al respecto, el seminarista invitó a “sentirnos amados por Dios para vivir la Misericordia, a experimentar que Dios nos perdona”. Mientras que María Jesús comentó que la Misericordia es “una herramienta para entregarse a un otro, un amor de Dios que nos supera y devolver el amor gratuito de Dios”, pero “que no se acabe con este año, que la Misericordia no se nos olvide”. A su vez, Trinidad explicó que le cuesta vivir la Misericordia pero que sirve para “ayudar a las amigas, a ser misericordioso con la familia, devolver el amor que me entregaron con su misericordia, hay que acoger al humilde y apoyarlo. También hay que tener misericordia en el trabajo porque a veces se puede herir la valoración personal”.

 Mira las fotos aquí