uc.cl pastoral.uc.cl

El cardenal Ezzati celebró el día del Sagrado Corazón en la comunidad UC

Fecha de publicación: 23-6-17 Autoridades, académicos, funcionarios y alumnos de la universidad se reunieron para celebrar el día del Sagrado Corazón, patrono de la casa de estudio.

Con gran participación de la comunidad universitaria, se celebró la Eucaristía en honor al patrono de la UC, el Sagrado Corazón y así se festejó el día de la Pontificia Universidad Católica de Chile en el Salón Cardenal Juan Francisco Fresno del Centro de Extensión.

La misa fue presidida por el cardenal arzobispo de Santiago y gran canciller UC, Ricardo Ezzati, acompañado por el nuncio apostólico, Ivo Scapolo, el monseñor Cristián Roncagliolo y los asesores de la Pastoral UC, quien se dirigió a los presentes en esta fecha especial donde “la solemnidad litúrgica del Sagrado Corazón de Jesús nos vuelve a encontrar reunidos en la Casa Central de nuestra Pontificia Universidad Católica de Chile para agradecer a Dios el don de nuestro singular servicio y para implorar nuevas energías para vivir la vocación y misión que la providencia divina sigue confiando a nuestra responsabilidad de servidores” comentó el cardenal.

“La fiesta del Corazón de Jesús nos habla de amor, nos habla de corazón, nos habla de ternura; elementos más que nunca necesarios en nuestra existencia contemporánea. La contemplación del Corazón de Cristo nos invita a fundar esas experiencias en cimientos sólidos, en cimientos que permitan una construcción sólida de la existencia de las personas y en nuestro caso de la existencia de tantos jóvenes que se educan en las aulas de nuestra universidad” expresó el arzobispo de Santiago.

“Somos un pueblo consagrado al Señor, escogido para ser su pueblo, liberados de toda la esclavitud y hechos alianza suya para siempre. Esta es la vocación alta del hombre y de la mujer que descubre en Dios la fuente de su vida plena, de su realización más alta, somos un pueblo consagrado a Dios, Él nos escogió para ser su pueblo y eso se convierte en el cimiento de la sociedad que estamos llamados a construir” explicó el gran canciller UC.

“El texto del Evangelio nos invita a acudir a esa fuente del amor que lo hace fecundo, que lo hace fuerte. ‘Venid a mí todos los que están agobiados y yo los aliviaré, aprendan de mí que soy manso y humilde de corazón. Él es el maestro, el corazón de Cristo nos enseña los confines del amor que son confines infinitos” manifestó el cardenal.

La devoción al Sagrado Corazón se debe a Santa Margarita María de Alacoque a quien se le apareció Jesús con su corazón expuesto y prometió que, a quienes promovieran esta devoción con oración y fe, se les concederían 12 favores.