uc.cl pastoral.uc.cl

Consejeros y coordinadores de funcionarios inician año Pastoral

Fecha de publicación: 02-4-18 La jornada buscó impulsar el trabajo pastoral de los consejeros y coordinadores de las facultades y unidades académicas de la UC, para el 2018.

Más de 50 funcionarios de las distintas facultades y unidades académicas se reunieron en el campus San Joaquín para comenzar el trabajo Pastoral que realizarán durante todo el año en sus áreas de trabajo. Durante la instancia se trataron temas como la profundidad en la fe, la identidad católica de nuestra universidad y las metas y desafíos para el 2018.

Luego de esta jornada donde coordinadores y consejeros de Pastoral realizaron un trabajo personal y grupal en el que cada uno pudo compartir su experiencia, asistieron a la Misa de Resurrección y de Inicio del Año Pastoral, en la que Monseñor Cristián Roncagliolo, capellán general UC señaló que “(…)El mundo está sediento de alegría, pero no de la alegría efímera que podría dar cualquier subterfugio social y cultural, está anhelante de la alegría sin ocaso que solo Cristo nos puede regalar, por eso yo trataría como universidad católica es manifestar en todos los campos del saber, en todos los ámbitos en los que estamos e interactuamos la alegría pascual que Cristo resucitó y que toca todas las fibras de la vida de los hombres”.

Inmediatamente después de la celebración de la Eucaristía los representantes de los funcionarios, académicos y alumnos que participan activamente en la Pastoral de sus carreras y unidades académicas, asistieron a un almuerzo en el que también estuvieron presentes el rector y diversas autoridades de la universidad. Teresa Jiménez, funcionaria de la Facultad de Agronomía, señaló que “para mí la Pastoral de funcionarios fue una oportunidad de acercarme a Dios y también de servir a los más necesitados. La Pastoral siempre está entregándonos apoyo espiritual, dándonos formación de distintas áreas y lo más importante han sido las experiencias que tenemos con las visitas que hacemos al hogar de menores, a la cárcel de mujeres, a los abuelitos, para mí mi relación con Dios sin la Pastoral habría sido otra.”