uc.cl pastoral.uc.cl

Comunidad UC estuvo presente en la “Celebración por la Vida”

Fecha de publicación: 05-9-16 El encuentro convocado por el Arzobispado de Santiago junto a las iglesias cristianas de la ciudad se realizó en un ambiente de alegría, fe y emoción en el Paseo Bulnes.

La “Celebración por la Vida” se realizó para dar gracias por la vida, desde su gestación hasta su muerte natural, y contó con la participación de más de cien mil personas. Esta celebración fue conducida por Daniela Aguilera y Francisca Ayala, que animaron la tarde junto a grupos musicales.

La comunidad UC se hizo presente y participó de este gran evento que buscaba celebrar la vida en todas sus manifestaciones. “En general, me quedé con la sensación de que el encuentro fue una invitación a seguir trabajando por los ideales y principios en los que uno cree. Se pudo ver que no es poca gente la que sigue creyendo que es posible todavía dar vuelta una votación en el Senado para estar siempre en defensa de la vida de cualquier persona, es por eso que se pudo sentir esa motivación para seguir en búsqueda de la materialización de los principios cristianos en la sociedad” comentó Pablo Schultz, estudiante de Ingeniería UC.

El rector de la universidad, Ignacio Sánchez, también participó del evento para apoyar la vida y al respecto comentó que “necesitamos aprobar una ley que apoye a la familia, a la madre embarazada, y que demuestre que nuestro país es un lugar donde la vida se protege”.

Durante la celebración también hubo un espacio para los testimonios. Diversas familias que han vivido en carne propia situaciones muy complejas contaron su experiencia y cómo han seguido adelante con la gestación de una nueva vida.

Uno de los testimonios fue el de Claudia Valdés, madre de Jacinta Zañartu, quien contó, junto a su esposo e hijos, cómo vivieron la enfermedad de su hija. Claudia valoró y animó a la donación de órganos para que otras personas tengan la posibilidad de volver a nacer. Con ellos, estaba la familia que, al morir su hijo, donó los órganos para Jacinta. “Su familia, a pesar de su tremendo dolor, respetó, manifestó e hizo valer su voluntad, previamente conversada, que él quería ser donante”, comentó Claudia.

Otro de los testimonios, fue el de Massiel Moreno. Massiel nació por un abuso sexual y su madre tuvo un intento fallido de aborto, por eso nació con una parálisis cerebral. Ella fue adoptada por una familia que no podía tener hijos, que la aceptó y la crió. Hoy es periodista, está casada y tiene una hija de nueve meses que es “la continuación del regalo que Dios me dió” explicó Massiel.

Por último, Francisco Molina y Carolina Cuesta contaron que a las 13 semanas de gestación de su hijo Benjamín, descubrieron que tenía problemas cerebrales incompatibles con la vida. A pesar de este pronóstico, el matrimonio siguió adelante y el niño nació con el cerebro fuera del cráneo y para los médicos sobreviviría algunos segundos pero hoy Benjamín tiene un año y ocho meses.

En un momento especial del encuentro el Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, y los pastores de la Iglesia Anglicana, de la Misión Centro Cristiano de Avivamiento, de la Iglesia Metodista Pentecostal, de la Fraternidad de Iglesias Cristianas, de la Fundación Aló Jesús, de la Iglesia Pentecostal de la Trinidad, y los cardenales eméritos Francisco Javier Errázuriz y Jorge Medina, dieron a conocer un compromiso común en favor de la vida. En este compromiso reiteraron su “irrenunciable respeto a toda vida humana, desde su concepción hasta su muerte natural”.

Además, los representantes cristianos se comprometieron “a generar una cultura de la vida, que respete el entorno natural de nuestra casa común, para que todos los habitantes de nuestra patria puedan llevar una vida digna y tener las mismas oportunidades de un mejor desarrollo humano”.

 

 

Fuente:

Arzobispado de Santiago