uc.cl pastoral.uc.cl

Última Catequesis del Papa Francisco sobre el matrimonio y la familia

Publicado en 16-9-15
Categorías: Académicos, Alumnos, Destacados, Funcionarios, Noticias Académicos, Noticias Alumnos, Noticias Internacional

El Papa Francisco pronunció hoy la última catequesis sobre el matrimonio y la familia de las audiencias generales de los miércoles (según aclaró él mismo) puesto que emprende viaje a Cuba y Estados Unidos el próximo sábado y después dará comienzo el Sínodo sobre la Familia.

En la catequesis, el Pontífice destacó que la comunidad conyugal formada por un hombre y una mujer es origen y base “de esta cultura mundial que nos salva de tantos ataques, tantas destrucciones, tantas colonizaciones” y a los que fue confiada la creación.

A continuación el texto completo de la catequesis gracias a Radio Vaticano:

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Esta es nuestra reflexión conclusiva sobre el tema del matrimonio y de la familia. Estamos en las vísperas de eventos bellos y que requieren empeño y compromiso que están directamente relacionados con este gran tema: el Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia y el Sínodo de los Obispos aquí en Roma. Ambos tienen un respiro mundial, que corresponde a la dimensión universal del cristianismo, pero también al alcance universal de esta comunidad humana fundamental e insustituible que es la familia.

El actual pasaje de civilización aparece marcado por los efectos a largo plazo de una sociedad administrada por la tecnocracia económica. La subordinación de la ética a la lógica de la ganancia tiene grandes recursos y de apoyo mediático enorme. En este escenario, una nueva alianza del hombre y de la mujer se convierte no solo en necesaria sino también en estratégica por la emancipación de los pueblos de la colonización del dinero. Esta alianza ¡debe volver a orientar la política, la economía y la convivencia civil! Esta decide la habitabilidad de la tierra, la transmisión del sentimiento de la vida, los vínculos de la memoria y de la esperanza.

De esta alianza, la comunidad conyugal-familiar del hombre y de la mujer es la gramática generativa, el “nudo de oro” podemos decir. La fe la recoge de la sabiduría de la creación de Dios: que ha confiado a la familia, no el cuidado de una intimidad en sí misma, sino con el emocionante proyecto de hacer “doméstico” el mundo. La familia está al inicio, a la base de esta cultura mundial que nos salva; nos salva de tantos, tantos ataques, tantas destrucciones, de tantas colonizaciones, como aquella del dinero o como aquellas ideologías que amenazan tanto el mundo. La familia es la base para defenderse.

Propio de la Palabra bíblica de la creación hemos tomado nuestra inspiración fundamental, en nuestras breves meditaciones de los miércoles sobre la familia. A esta Palabra podemos y debemos nuevamente recoger con amplitud y profundidad. Es un gran trabajo, aquel que nos espera, pero también es muy entusiasmante. La creación de Dios no es una simple premisa filosófica: ¡es el horizonte universal de la vida y de la fe! No hay un designio divino diverso de la creación y de su salvación. Es por la salvación de la creatura -de cada creatura- que Dios se ha hecho hombre: «por nosotros los hombres y por nuestra salvación», como dice el Credo. Y Jesús resucitado es el «primogénito de cada creatura» (Col 1,15).

El mundo creado está confiado al hombre y a la mujer: lo que pasa entre ellos da la marca a todo. El rechazo de la bendición de Dios llega faltamente a un delirio de omnipotencia que arruina cada cosa. Es lo que llamamos “pecado original”. Y todos venimos al mundo con la herencia de esta enfermedad.

A pesar de eso, no somos malditos, ni abandonados a nosotros mismos. La antigua narración del primer amor de Dios por el hombre y la mujer, ¡tenía ya páginas escritas con fuego, al respecto! «Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu linaje y el suyo» (Gen 3,15a). Son las palabras que Dios dirige a la serpiente engañadora, encantadora. Con estas palabras Dios marca a la mujer con una barrera protectora contra el mal, a la cual ella puede recurrir –si quiere- por cada generación. Quiere decir que la mujer tiene una secreta y especial bendición, ¡para la defensa de su creatura del Maligno! Como la Mujer del Apocalipsis, que corre a esconder el hijo del Dragón. Y Dios la protege (cfrAp 12,6)

¡Piensen cuál profundidad se abre aquí! Existen muchos lugares comunes, a veces incluso ofensivos, sobre la mujer tentadora que inspira el mal. En cambio hay espacio para una teología de la mujer que esté a la altura de esta bendición de Dios ¡para ella y para la generación!

La misericordiosa protección de Dios hacia el hombre y la mujer, en cada caso, nunca falta a ambos. ¡No olvidemos esto! El lenguaje simbólico de la Biblia nos dice que antes de alejarlos del jardín del Edén, Dios hace al hombre y a la mujer túnicas de piel y los viste (cfr Gen 3,21). Este gesto de ternura significa que también en las dolorosas consecuencias de nuestro pecado, Dios no quiere que nos quedemos desnudos y abandonados a nuestro destino de pecadores. Esta ternura divina, este cuidado hacia nosotros, la vemos encarnada en Jesús de Nazaret, hijo de Dios «nacido de mujer» (Gal 4,4). Y siempre san Pablo dice todavía: «mientras éramos todavía pecadores, Cristo ha muerto por nosotros» (Rom 5,8). Cristo, nacido de mujer, de una mujer. Es la caricia de Dios sobre nuestras llagas, sobre nuestros errores, sobre nuestros pecados. Pero Dios nos ama como somos y quiere llevarnos hacia adelante con este proyecto, y la mujer es la más fuerte que lleva adelante este proyecto.

La promesa que Dios hace al hombre y a la mujer, al inicio de la historia, incluye todos los seres humanos, hasta el final de la historia. Si tenemos fe suficiente, las familias de los pueblos de la tierra se reconocerán en esta bendición. De todos modos, cualquiera que se deja conmover por esta visión, a cualquier pueblo, nación, religión pertenezca, se ponga en camino con nosotros. Será nuestro hermano, nuestra hermana. Sin hacer proselitismo, no… Caminamos juntos, bajo esta bendición, bajo este objetivo de Dios, de hacernos a todos hermanos en la vida, en un mundo que va hacia adelante que nace propio de la familia, de la unión del hombre y de la mujer.

¡Dios les bendiga, familias de cada rincón de la tierra! y ¡Dios les bendiga a todos ustedes!

Segundo encuentro de capellanes de educación superior

Publicado en 28-8-15
Categorías: Destacados, Noticias Internacional

Bajo el lema “Danos entrañas de misericordia…a la luz del próximo Jubileo”, se desarrolló el segundo encuentro de capellanes de educación superior, asamblea efectuada durante la mañana del jueves 27 de agosto en la Casa Central de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en donde el cardenal Ricardo Ezzati estuvo presente y destacó la misión de los capellanes.

El encuentro comenzó con la presentación de la Bula de la Misericordia, a cargo del Vice Gran Canciller de la Universidad Católica, padre Cristián Roncagliolo, que explicó los diez signos particulares del jubileo que comienza este 8 de diciembre. El primero de ellos fue escuchar la palabra, luego la peregrinación, seguido de los signos de conversión del peregrino. En cuarto lugar está la lectura de la palabra de Dios, en quinto lugar el sacramento de la reconciliación, seguido de los misioneros de la misericordia y después por las periferias existenciales. En octavo lugar está la justicia y la misericordia, en el noveno la indulgencia plenaria y cierran los signos de este año de jubileo el diálogo interreligioso.

Con la presencia de capellanes de la Universidad Católica, la Universidad de Los Andes, la Universidad Finis Terrae, Duoc UC, la Universidad Cardenal Silva Henríquez, la Pastoral de Educación Superior y los capellanes de instituciones laicas, todos ellos hicieron mesas de trabajo, llegando a las conclusiones de que hay que difundir la misericordia de Dios de una manera más actual, también que los capellanes se muestren disponibles para la gente y entregarle a ellos la palabra que solo los capellanes son capaces de brindar. Y por último, se dialogó sobre la necesidad de trabajar más unidos con las pastorales universitarias y ayudar a los que más lo necesitan.

Promover la misericordia

Al final de la jornada, el cardenal Ricardo Ezzati reafirmó lo postulado en ese mismo encuentro: “Las capellanías en las universidades pretenden buscan explícitamente una referencia fundamental a Jesucristo y a su Evangelio. Por consiguiente, nuestra tarea no es simplemente la de ser capellanes de alguna facultad o de una universidad, sino ser promotores de un movimiento, de una experiencia de fe que incluya las dimensiones esenciales de la misión de la Iglesia. Otra misión es el advenimiento del Reino que anunciamos, y la educación de la fe propia de la catequesis, en el clima de reflexión de la educación en América latina”.

El Arzobispo de Santiago recalcó especialmente que la misión y el mensaje de los capellanes llegue a todos lados: “Que esta misión no se haga aislada de los laicos, de los académicos, funcionarios y alumnos, que puedan experimentar que la comunión no es solo una palabra, sino una experiencia que vivir”. Por último, el cardenal Ezzati destacó el carácter urgente y práctico que debe tener el Jubileo: “Que el mensaje jubilar no quede en las nubes. Que ese mensaje no olvide sus destinatarios, que son las personas reales, los jóvenes reales de Chile, por eso hay que destacar y optimizar esos momentos que vienen del año de la fe”.

El vicario para la educación, padre Tomás Scherz, también se refirió a la labor de los capellanes: “No solo somos los capellanes los ministros de la misericordia, sino que tenemos que potenciar el trabajo de la iglesia y el crecimiento de tantos hermanos. La esperanza nos anima dentro de la situación compleja que vive el país, pero siempre hay que actuar a través de la fe y la misericordia”.

El Vice Gran Canciller de la UC, Cristián Rocagliolo comentó los avances de este segundo encuentro de capellanes: “Fue una experiencia de comunión, en la cual nos hemos reunido para compartir sobre el año de la misericordia, poder ver lineamientos, ideas, iniciativas, que nos puedan ayudara visibilizar dentro de nuestro plan dentro de la vida ordinaria de la iglesia. Que sea una transmisión a través de signos, palabras, sacramentos, de diferentes iniciativas que nos ayuden a potenciar la vida ordinaria de la vida de la Iglesia en nuestras instituciones de educación superior”.

Fuente: Comunicaciones Arzobispado de Santiago

La UC celebra a sus académicos

Publicado en
Categorías: Destacados, Noticias Académicos, Noticias Internacional

Las actividades para conmemorar el día del académico comenzaron con una eucaristía presidida  por el Vice Gran Canciller de la Universidad Católica, padre Cristián Roncagliolo, a la que acudieron el Rector Ignacio Sánchez, miembros del Honorable Consejo Superior y cerca de 60 académicos.

Durante la santa misa el padre Cristián aprovechó de recalcar la importante labor que cumplen los académicos y desde la frase de San Agustín “creo para comprender, y comprendo para creer mejor”, instó a los académicos a seguir el ejemplo del santo, quien en su vida buscó el diálogo entre la fe y la razón.

Luego de la eucaristía se dio paso a una ceremonia donde se premió a quienes han cumplido 25, 30 y 45 años de Servicio como académicos en la Universidad.

Revisa acá la galería de fotos.

Cerca de 100 personas se reunieron en Congreso Teresiano realizado en la UC

Publicado en 26-8-15
Categorías: Destacados, Noticias Internacional

Los días 20 y 21 de agosto, se realizó en la Casa Central de la Pontificia Universidad Católica de Chile, el Congreso Teresiano: Experiencia de Dios y Sociedad Actual. Antropología Teresiana”, organizado por la Comisión Nacional del V Centenario de Santa Teresa de Jesús de Ávila y la Familia del Carmelo Descalzo.

El congreso, al que asistieron cerca de 100 personas, se enmarca en el contexto de la celebración de los 500 años del natalicio de Santa Teresa de Ávila y es la segunda actividad que se realiza en la UC para conmemorar este hecho.

Trece destacadas personalidades del mundo religioso, académico y cultural, presentaron durante los días de congreso sobre temas relevantes de la humanidad y del mundo de hoy bajo la mirada antropológica de Teresa de Jesús. Dentro de los expositores se contó con la participación de dos profesoras de la UC. En la conferencia de apertura expuso la profesora Saide Cortés, de la Facultad de Letras y, por su parte, Julia Martínez, profesora de la Facultad de Comunicaciones moderó uno de los paneles de diálogo.

Monseñor Enrico dal Covolo presenta la Encíclica Laudato si’ en el Campus Villarrica.

Publicado en 21-8-15
Categorías: Destacados, Noticias Campus Villarrica, Noticias Internacional

Más de 100 personas participaron este jueves 20 de agosto de la presentación de la Carta Encíclica Laudato si’, sobre el cuidado de la casa común, del Papa Francisco. Monseñor Enrico dal Covolo, Rector de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, fue estuvo a cargo de la conferencia, dando paso al panel de conversación integrado por el Obispo de la Diócesis de Villarrica, Monseñor Francisco Stegmeier, y los académicos del campus Héctor Bustos, María de la Luz Márquez, y el Padre Erwin Hernández.

Durante la presentación de la encíclica, Monseñor dal Covolo señaló que la misma ha experimentado una gestación bastante laboriosa. Después de todo, desde su primera encíclica, Lumen Fidei, el Papa Francisco ha preparado el terreno para la reflexión acerca de la casa común.  En su primera Encíclica, el Pontífice escribe que la fe, “revelándonos el amor de Dios, nos hace respetar más la naturaleza, pues nos hace reconocer en ella una gramática escrita por él y una morada que nos ha confiado para cultivarla y salvaguardarla” (LF 55).

Avanzando en su presentación, el Rector de la Universidad del Papa, da a conocer que Laudato si’ es una carta muy cercana a la humanidad, en la que se fácil seguir el tema, a través de una lectura muy ágil. Por lo mismo, Monseñor Dal Covolo invitó a los asistentes a conocer más acerca de la encíclica a leerla y crear conciencia, de manera que “hagamos nuestra esta visión, y que cada uno, en su propia responsabilidad y competencia, actúe en consecuencia, con aquella libertad y valentía que ha caracterizado a los grandes que nos han precedido”.

Hermoso Lugar

Monseñor Enrico dal Covolo señaló que Villarrica es un hermoso lugar rodeado de una gran naturaleza, que contrasta mucho con otras ciudades o paisajes “Dios nos ha entregado este bellísimo lugar, su paisaje, el volcán, su entorno, realmente hermoso”.  Señaló, además, estar muy agradecido por esta visita “estoy feliz por haber llegado a Villarrica al campus de la universidad,  la gente es muy cariñosa y amable, me llama la atención su juventud muy acogedora y alegre. Conocí acerca de la Pastoral y el trabajo que realizan y es realmente muy enriquecedor, sé que de a poco han ido creciendo y apoyándose y que han invitado a más jóvenes. Gracias a todos”.

Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo reflexionó sobre la cultura de la paz en un encuentro Ágora UC.

Publicado en 19-8-15
Categorías: Destacados, Noticias Académicos, Noticias Internacional

Cerca de 70 personas asistieron esta mañana a la conferencia “La Cultura de la Paz: una mirada desde Laudato si”, que dictó Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias. La jornada, forma parte de los encuentros Ágora UC: Reflexiones en la Universidad, fue organizada por la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana en conjunto con el Centro de Estudios Internacionales de la UC. La actividad contó con la conferencia de Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo y con un panel en el que diversos expertos reflexionaron acerca de la paz en casas, universidades, países y continentes.

El rector de la UC, Ignacio Sánchez, dio inicio al encuentro recordando el llamado que nos hace el Papa Francisco a “hacernos parte de la ecología integral que busca incorporar las dimensiones humanas y sociales de la casa común, suponiendo el cuidado de las riquezas culturales de la sociedad. El llamado, de esta manera, es a priorizar las decisiones de acuerdo a su impacto en la calidad de vida de las personas a través del desarrollo de los espacios públicos, la vivienda, el transporte y otros servicios. (…) La encíclica nos interpela a tener una opción preferente por los pobres junto con pensar en las futuras generaciones.” De esta manera recalcó que es desde la universidad que nosotros podemos aportar a promover un mejor trato hacia nuestra casa.

Durante la conferencia, Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo abordó los alcances de las reflexiones planteadas por el Papa Francisco en la encíclica Laudato si’ y afirmó que “estamos llamados a ser instrumentos del Padre Dios para que nuestro planeta sea lo que Él soñó: paz, belleza y plenitud. En este sentido, la esencia de la vida social es ser instrumento del Padre y de la Trinidad y de comunicación de la gracia del uno al otro y eso es en el fondo la esencia de la vida social, de manera la justicia social se amplía con el tema de la casa común a partir del concepto de ecología integral, que es el nombre que se le da hoy a la paz”.

La exposición de Monseñor Sánchez Sorondo fue comentada luego en un panel compuesto por Ascanio Cavallo, periodista y socio de Tironi asociados, el profesor del Instituto de Historia, Joaquín Fermandois, y Pablo Cabrera, investigador asociado del Centro de Estudios Internacionales UC, acompañados del profesor de la Facultad de Comunicaciones, Patricio Dussaillant, quien moderó el panel. Los panelistas se refirieron a la cultura de la paz en la Casa Común desde diferentes perspectivas como son el desarrollo interno de los países, la diplomacia y las relaciones internacionales.

El encuentro se realizó en ocasión de los treinta años del Tratado de Paz y Amistad firmado entre Chile y Argentina, en el que la acción del Papa Juan Pablo II jugó un rol fundamental. Juan Emilio Cheyre, director del Centro de Estudios Internacionales de la UC y organizador del evento, se refirió a dicha motivación afirmando que en el Tratado “el valor de la paz se resalta de manera muy importante y es por eso que junto a la Pastoral vimos cómo poner de relieve el tema de la paz y dentro de la encíclica, aunque no es el eje central, encontramos elementos importantes como lo son las dimensiones de la paz interna y de las relaciones internacionales.”

Revisa acá las fotografías.

Monseñor Enrico dal Covolo visitará la UC en su paso por Chile

Publicado en 12-8-15
Categorías: Destacados, Noticias Internacional

Monseñor Enrico dal Covolo, nacido en Italia en el año 1950, fue ordenado sacerdote el 22 de diciembre de 1979 en Milán. Cursó sus estudios de teología en la Universidad del Sacro Cuore y es doctor en Patrística por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma.

Ha dedicado su vida a la docencia, siendo profesor de literatura cristiana antigua en la Pontificia Universidad Salesiana de Roma, institución de la que fue vicerrector entre el 2000 y el 2003. Desde el 2010 hasta la actualidad, se ha desempeñado como rector de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, denominada por Juan Pablo II como “la universidad del Papa”.

Monseñor dal Covolo visitará nuestro país desde el lunes 17 hasta el sábado 22 de agosto, tiempo en el que realizará dos visitas a la UC. Durante su estadía en Santiago, dictará la conferencia  ”El cuidado del cuerpo y del espíritu en la Antigüedad Clásica y en los primeros siglos cristianos”, que corresponde a un nuevo encuentro Ágora UC: Reflexiones en la Universidad, que se realizará el martes 18 de agosto a las 10:00 hrs. en el Auditorio 1 del Edificio de Odontología en el campus San Joaquín.

En el campus Villarrica, Monseñor dal Covolo estará encargado de la presentación de la encíclica del Papa Francisco, Laudato si’, sobre el cuidado de la casa común. Esta actividad se realizará el jueves 20 de agosto a las 16:30 hrs. en el Aula Menor del campus Villarrica.

Inscríbete acá al encuentro Ágora UC.

Inscríbete acá a la presentación de Laudato si’.

Rector Sánchez se refirió a la defensa de la vida

Publicado en 05-8-15
Categorías: Destacados, Noticias Internacional

El diario La Terca publicó una carta del rector Ignacio Sánchez titulada “Defender y proteger la vida”. En ella, la autoridad académica expresó: “En los próximos días se realizará la votación de la ley de despenalización del aborto en la Comisión de la Cámara de Diputados. Durante estos meses se han recibido, con polémica por el tiempo destinado a cada uno, a los diferentes actores y representantes sociales en este tema de relevancia nacional, para tener representadas las más amplias opiniones de nuestro país. Por su parte, los partidos políticos han llamado al voto en conciencia de sus parlamentarios”.

El rector recalcó: “Es necesario insistir en la defensa de la vida de ambas personas que están íntimamente relacionadas. Por una parte la madre que sufre un embarazo vulnerable, con dolor, desolación y a veces abandono. Por otra parte, el niño que está en gestación, el que está por nacer, que es una persona y que merece la completa dignidad de todo ser humano”.

El proyecto de ley está mal planteado y deja importantes interrogantes a responder, lo que no será bueno para nuestro país. En las tres causales hay elementos erróneos. No es efectivo que en Chile haya impedimento para velar y cuidar por la salud de la madre cuando ella está en riesgo. En la segunda causal, la determinación de una malformación letal es compleja y producirá discriminación a los más pobres, quienes serán los que recibirán un diagnóstico menos certero. En la tercera indicación, se deja sin denunciar al agresor de una violación, muchas veces al interior de la familia, y se abre la puerta al aborto libre, atentando contra la vida de niños inocentes”, detalló Sánchez.

El académico fue tajante al escribir que es contradictorio que el gobierno patrocine este proyecto de ley sin preocuparse de apoyar integralmente a las madres que presentan un embarazo vulnerable. “En momentos de conflicto social y de un gran distanciamiento entre los chilenos, este proyecto divide y fractura a nuestra sociedad. El respeto y protección de la vida debe seguir caracterizando a nuestro país. La defensa de la vida es un valor, el principal derecho humano a resguardar. Ahora, los parlamentarios tienen la palabra”, puntualizó.

FUENTE: uc.cl

Cardenal Ricardo Ezzati: Un hijo en el seno materno, no puede ser descartado

Publicado en
Categorías: Destacados, Noticias Internacional, Uncategorized

Se trata de uno de los temas más debatidos en la opinión pública desde que fue anunciado en la cuenta presidencial de mayo de 2014. Aunque la legislación chilena prohíbe la interrupción del embarazo, el proyecto de despenalización en tres causales se encuentra en su etapa de primer trámite constitucional en la Cámara de Diputados.

¿Cardenal, puede una mujer elegir si abortar o no en algunos casos extremos? 
Se pretende establecer una contraposición engañosa entre el derecho a elegir de la madre y el derecho a la vida del hijo que está por nacer. Entonces: ¿Qué justifica que la libertad de la madre esté por encima del derecho a la vida de su hijo?

La primera causal de aborto del proyecto es el riesgo de vida presente o futuro de la mujer, y se trata de evitar el castigo penal a los médicos.
Los expertos nos dicen que esta primera causal de despenalización no tiene justificación. El médico ejerce su profesión fundado en la ciencia y en la competencia, buscando salvar la vida de la madre y del niño. Sin embargo, la intervención médica que busca un tratamiento adecuado para la mujer enferma, y que tiene como consecuencia -indirecta y no querida- la muerte del que está por nacer, moralmente no es considerada aborto. En este caso no sería necesario despenalizar, por la sencilla razón de que no hay delito.

La segunda causa de despenalización se daría en el caso de practicar un aborto cuando un equipo médico diagnostica que el embrión o el feto padece alteraciones estructurales congénitas, incompatibles con la vida extrauterina.
¿No significaría intervenir para terminar con una vida inocente? El papa Francisco recoge la convicción del cristianismo cuando afirma: “No parece factible un camino educativo para acoger a los seres débiles que nos rodean, que a veces son molestos o inoportunos, si no se protege a un embrión humano aunque su llegada sea causa de molestias y dificultades” y recuerda la enseñanza del papa Benedicto XVI en su encíclica Caritas in Veritate: “Si se pierde la sensibilidad personal y social para acoger una nueva vida, también se marchitan otras formas de acogida provechosas para la vida social”. He acompañado a papás y mamás que han tenido la alegría de tener entre sus brazos, solo por algunos instantes, o de acompañar por semanas o meses, a un hijo o hija inviable, brindándole todo su amor.

¿Forzar a una mujer a continuar con un embarazo incompatible con la vida, o esperar a que muera el feto, no es prolongar su sufrimiento?
Es muy probable que así sea, sin embargo, ese sufrimiento tiene un hondo sentido e irá acompañado del consuelo humano y espiritual de haber entregado a ese hijo o hija todo el cariño y cuidado que se le pudo regalar. El sufrimiento se prolongaría mucho más –así lo creo- con una intervención que termine con una vida que los esposos han querido como prolongación de su amor.

¿Estaría bien castigar penalmente a la madre que no quisiera esperar la muerte natural de su hijo o hija, y abortara? 
Lo que quisiera expresar es que la mujer, su esposo y toda la familia, pudieran ofrecer a quien ha sido engendrado las mejores condiciones posibles para que la vida pueda desarrollarse, aunque sea por un breve espacio de tiempo, y darle todo el amor.

La tercera causal es la interrupción del embarazo en caso de una violación. Se trata de una mujer o una niña embarazada contra su voluntad. 
La agresión que supone una violación es injustificable. Ahora, junto con la injustificable y dolorosa situación de la mujer y madre, no se puede silenciar que también está en juego una tercera persona, que es inocente, una vida que no tiene ninguna culpa de haber sido concebida, y que, por consiguiente -permítame decir- no ha cometido ningún delito para ser condenada a muerte.

La violación supone una agresión brutal a la dignidad de la mujer. ¿Por qué la sociedad debería exigirle que continúe con un embarazo si ella no quiere? 
Con claridad y fuerza denunciamos que se trata de una agresión brutal, pero con la misma claridad y fuerza planteamos el derecho a la vida del que está por nacer. Condenarlo a morir es una grave injusticia.

Pero se trataría de que la mujer decida en un contexto de discernimiento adecuado y antes de las doce semanas de gestación. ¿Por qué perpetuar la negación de la voluntad de la madre y el dolor que se inició con la violación? 
No se puede ocultar o negar el dolor producido por la atrocidad de una violación. La sociedad entera, sus leyes, los recursos humanos, la educación -partiendo por la familia-, deben hacerse cargo de este sufrimiento y hacer todo lo posible para que no se produzca. Al mismo tiempo, debemos respeto a la vida del inocente, de un ser débil que no puede defenderse y que puede ser víctima del atropello más grande que un ser humano pueda sufrir: Negarle el derecho a vivir.

¿Para usted este no es un tema de respeto y tolerancia hacia la decisión de la mujer? 
Sin duda, requiere de mucho respeto, comprensión y acogida, en la verdad y en la caridad, lo mismo que le debemos a la vida de la persona que está por nacer.

Si en un centro asistencial católico los médicos hicieran objeción de conciencia, el proyecto obligaría a encontrar un profesional de salud sin esa objeción. ¿Qué opina?
La objeción de conciencia es un derecho. Por eso, si un centro asistencial católico y los médicos han adherido a la objeción de conciencia, deben ser respetados en su opción. Las personas que libremente acuden a un centro asistencial católico deben ser informados de los servicios que allí se prestan o que no se pueden prestar. El acudir a otros centros de salud reside en la libertad de cada persona.

Se ha dicho que si centros de salud católicos no practicaran esta ley, en el caso de ser aprobada, se podría incluso expropiar algún hospital o clínica. 
Sería, sin duda, una grave injusticia, ya que en nombre de la libertad que se esgrime, se limitaría arbitrariamente la libertad de personas y de instituciones que aportan al bien común de acuerdo a una conciencia recta.

¿Qué opina el papa Francisco sobre este tema?
En su última encíclica Alabado Seas, el papa habla del respeto a la vida y reflexiona sobre la cultura del descarte que se ha ido abriendo camino en una sociedad que privilegia el éxito de la economía y aplica este concepto también al aborto. Sostiene que un hijo que está en el seno de su madre, no puede ser considerado un “descarte, porque no responde al deseo de sus padres”. Es en contra de esta cultura del descarte, que abarca tantas situaciones de la vida humana, que el papa alza su voz profética en favor de la vida.

¿Qué le pide a los sacerdotes, religiosos y agentes pastorales de la Iglesia en este sentido? 
Animo a mis hermanos de la comunidad católica, pero también a las instituciones civiles, especialmente al poder ejecutivo y a los legisladores, a que trabajen y redoblen los esfuerzos por el cuidado y el acompañamiento de la vida que está por nacer y por ofrecer a las mujeres embarazadas y a las familias, todos los medios necesarios para que la acogida de la vida sea una fiesta de gozo y de esperanza.

¿Qué le diría a una niña de trece años que está pensando en abortar? 
Que no viva esta situación sola; que considere que en ella se está desarrollando una vida que quiere crecer y ver la luz. La invitaría, junto a su familia, a acercarse a algunas instituciones que la quieren y pueden apoyar. Hay varias en Santiago, como por ejemplo Emprende Mamá, la Fundación San José y otras, que han acompañado y acompañan a adolescentes como ella, en este camino.

Al término de la entrevista, el arzobispo de Santiago expresa su esperanza de que se produzca una discusión seria y profunda. En su opinión, si este proyecto fuera aprobado como ley, tendría validez legal, pero: “No todo lo legal es ético, y la invitación será siempre a tener en cuenta el dictamen de la conciencia, iluminada por la palabra de Dios”.

Revisa esta entrevista y otras noticias de la nueva edición del Periódico Encuentro en www.periodicoencuentro.cl

FUENTE: Arzobispado de Santiago

Declaración pública del Centro de Bioética de la Facultad de Medicina UC frente a la propuesta de la ley de aborto

Publicado en 27-7-15
Categorías: Académicos, Destacados, Noticias, Noticias Académicos, Noticias Alumnos, Noticias Funcionarios, Noticias Internacional, Noticias Nacional

El documento del Centro de Bioética ha sido firmado por los siguientes académicos: Paula Bedregal, Mauricio Besio, Marisa Bustos, Gloria Durán, Ma. Alejandra Florenzano, Rogelio González, Ximena González, Padre Cristián Hodge, Luis Jensen, Rodrigo López, Jorge Martínez, Lorena Mosso, Jorge Neira, Patricia Olivares, Leonor Palomer, Iván Pérez, Juan Andrés Prato, Paulina Ramos, Alejandro Serani, Beatriz Shand, Paulina Taboada, Andrés Valdivieso e Ivonne Vargas.

Con ella los académicos firmantes aspiran a aportar elementos de juicio acerca de un problema que afecta a nuestra sociedad, y que va más allá de las discusiones legislativas.

Señalan que el aborto es una realidad dramática que afecta dolorosamente a toda la sociedad. Nuestra sociedad ha sido renuente en reconocer y asumir esta realidad.

A lo largo de sus 39 puntos los académicos invitan a asumir de modo responsable las causales y condicionantes del aborto provocado y a cuestionar nuestros comportamientos y creencias.

La declaración aborda críticamente la limitación e inconveniencia de las legislaciones liberalizadoras del aborto, e invita a situarse más allá de las teorías e ideologías sociales que han intentado dilucidar el origen del mal social y de suprimirlo, llegando las más de las veces a resultados exactamente opuestos. Afirma que las legislaciones liberalizadoras relativizan el valor y la inviolabilidad de la vida del niño en gestación, asignando a los profesionales de la salud un acto contrario a su profesión, y que la condición de posibilidad de una convivencia civilizada descansa sobre la convicción compartida de que tanto los ciudadanos como el Estado se obligan a no ejercer violencia sobre víctimas inocentes, cualesquiera sean las circunstancias.

Los académicos plantean como prioritario abordar y trabajar sobre los temas de la violencia en sus diversos niveles, de los modos de vivir la sexualidad y del apoyo que necesitan hoy los padres en su labor formativa. La violencia hacia los inocentes, agregan, es parte de los problemas que tiene una sociedad y no de sus soluciones. Llaman por lo tanto a hacerse cargo de los graves problemas que conducen al aborto, y que nos afectan como personas y como grupo.

Los académicos, fundados en el patrimonio de sabiduría antropológica y ética de la humanidad, afirman el valor eminente de la vida humana en general y de cada persona humana en particular. Los académicos recalcan la bondad y la belleza contenida en todos los seres de la naturaleza, pero no dejan de reconocer la temible potencialidad de daño, maldad, deformidad e injusticia que la humanidad puede introducir. Esta constatación hace que hoy exista más conciencia no solo de la grandeza de cada vida humana, sino también de su vulnerabilidad. La vida es don frágil, afirman, y la tarea de la humanidad consiste en apreciar, celebrar y cuidar ese don, para que crezca y fructifique, pero también consiste en velar para que esta dádiva no se malogre entre las manos mismas de esta humanidad.

En los puntos conclusivos de la declaración, se asevera desde una sabiduría antropológica y ética acumulada refrendada en  nuestros días por la experiencia histórica y por las más solemnes declaraciones internacionales y del modo más enfático, que ningún ser humano puede poner una mano homicida sobre la vida de otro ser humano inocente, y bajo ninguna circunstancia. Sobre esta norma fundamental descansa la salud ética y política de toda vida comunitaria. Los académicos hacen ver que para que pueda existir una discusión honesta entre personas, el respeto hacia la vida y las acciones del otro tiene que estar presupuesto; por ello el derecho a la vida de un inocente se reconoce y se respeta.

El Centro de Bioética estima que de modo muy concreto y trágico, nuestra comunidad nacional experimentó en décadas pasadas las derivas perversas que resultan cuando un grupo de personas se siente autorizado a disponer de la vida de los demás. Las huellas de estas heridas se encuentran todavía, entre nosotros, lejos de cicatrizar. Por ello no les parece en absoluto saludable para la conciencia ética de una nación, la descriminalización del aborto y su ulterior transformación en una prestación de salud. Se estaría frente a un retroceso en la vía de ampliación de la conciencia ética de un pueblo

La declaración del Centro de Bioética se refiere brevemente a la situación de los profesionales de la salud, en el contexto de una legalización del aborto pensamos que una acción médica viene determinada por la naturaleza misma de las cosas y que no compete al Estado sustituir al arte médico en tal determinación. No corresponde al profesional de la salud actuar procurando la muerte de un ser humano, en calidad de agente del Estado afirman los académicos.

Los miembros del Centro de Bioética de la Universidad Católica de Chile llaman finalmente a dialogar y trabajar unidos para conseguir diagnósticos compartidos, armonizar sentimientos y emprender acciones mancomunadas en orden a una justa y verdadera solución. Una solución que encamine hacia la unidad y no hacia la división.

Lea la declaración completa.

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Prensa UC