uc.cl pastoral.uc.cl

La Tirana: un encuentro entre fe y cultura

Publicado en 21-11-16
Categorías: Destacados, Noticias Académicos, Noticias Alumnos, Uncategorized

Música, cantos, olor a incienso y a velas, piedad y comunidad, se mezclaron con diversos textos y reflexiones. Esas fueron algunas de las características que se observaron en La Matriz del Desierto, una instalación móvil, performática y visual realizada por la IV Residencia Móvil La Tirana el pasado 18 de noviembre.

Esta exhibición multidisciplinaria fue realizada por un grupo de alumnos de las disciplinas de Arte, Música, College y Teatro quienes, en conjunto con la Pastoral UC, viajaron en julio de este año a la fiesta de La Tirana con el objetivo de ahondar en el misterio de la fe y la devoción mariana en una experiencia vivida.

Durante la actividad, los asistentes fueron protagonistas, siendo invitados a ingresar en la instalación, sentarse y taparse los ojos para que experimentar, a través de los sentidos, el misterio de la fiesta de La Tirana, mientras los creadores interpretaban cantos y música originados a partir de las experiencias vividas. Luego, los asistentes pudieron expresar sus impresiones y finalmente, fueron invitados a disfrutar de un cocktail.

El padre Thomas Billot contó acerca de la experiencia vivida en La Tirana y el papel de los alumnos en la fiesta dedicada a la Virgen

¿Cómo se vive el día a día en la fiesta de La Tirana?

El trabajo esencial de los estudiantes fue observar y tener una actitud de niños. Todos los días fueron de investigar, mirar a los bailarines, participar en las misas, tomar notas, preguntar a la gente… fue un momento de observación que es lo que nutre la inteligencia, escudriñar estas dos preguntas ¿qué es eso? y ¿por qué? Preguntas a la cual durante todos los días junto con los estudiantes intentamos responder lo más precisamente posible.

¿Pudieron resolver ese qué y por qué?

Definitivamente, para resolver la pregunta ¿qué es esto? creo que habría que volver por lo menos unas diez o quince veces más, porque me doy cuenta que detrás de esta fiesta hay una realidad que es muy visible por los trajes y los colores, pero, a la vez, esconde un misterio muy grande de la relación de cada uno con Dios, y esa relación es algo que no se puede definir con sólo un concepto.

Y al ¿por qué?, siento que algunos tienen intenciones muy claras, mientras que otros bailan porque les gustan bailar, pero cada uno va haciendo un camino que a lo largo de los años se hace clara. Los más ancianos tienen una conciencia muy grande de para quién y por qué bailan, y es porque les da sentido a toda su vida.

¿Cómo lo vive uno que no está participando activamente? ¿Cómo se vive el vínculo con Dios y la Virgen?

Cada uno llega a La Tirana con su historia y se deja conmover por lo que ve. Yo lo entendí como una medicina existencial, que le da de nuevo el sentido de la existencia, porque en la fiesta uno ve que tiene mucho sentido para mucha gente. No es una fiesta cualquiera, donde se celebra a Chile, es la unión entre Chile y Perú, donde mucho de cada uno, de cada país está representado.

La fiesta de La Tirana es una celebración religiosa que se realiza durante el mes de julio en honor a la Virgen del Carmen. Se lleva a cabo en el pueblo de La Tirana (Región de Tarapacá) y es la mayor fiesta religiosa del Norte Grande de Chile, reuniendo a alrededor de 250.000 visitantes.

 Revisa imágenes de la exhibición aquí.

Carta Apostólica del papa Francisco “Misericordia et misera”

Publicado en
Categorías: Destacados, Noticias Académicos, Noticias Alumnos, Noticias Funcionarios

“Que los ojos misericordiosos de la Santa Madre de Dios estén siempre vueltos hacia nosotros. Ella es la primera en abrir camino y nos acompaña cuando damos testimonio del amor. La Madre de Misericordia acoge a todos bajo la protección de su manto, tal y como el arte la ha representado a menudo. Confiemos en su ayuda materna y sigamos su constante indicación de volver los ojos a Jesús, rostro radiante de la misericordia de Dios”.

Así se lee en el último párrafo de la Carta Apostólica Misericordia et Misera, que el santo padre Francisco firmó el domingo 20 de noviembre, Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, en la conclusión del Año Santo Extraordinario de la Misericordia.

Se trata de un documento que se articula a lo largo de veintidós puntos, en el que, ante todo, el papa Bergoglio desea “misericordia y paz” a todos los que lo leerán. Como su nombre lo indica, Misericordia et misera, son las dos palabras con las que san Agustín comenta el encuentro entre Jesús y la adúltera, es decir, la miserable y la misericordia; del que se desprende la enorme piedad y justicia divina y cuya enseñanza ilumina – tal como escribe el pontífice – la conclusión de este Jubileo de la Misericordia, a la vez que indica el camino que estamos llamados a recorrer.

El obispo de Roma vuelve a recordarnos que “nada de cuanto un pecador arrepentido coloca delante de la misericordia de Dios queda sin el abrazo de su perdón”. Por lo que ninguno de nosotros puede poner condiciones a la misericordia que siempre es un acto de gratuidad del Padre celestial, un amor incondicionado e inmerecido; una acción concreta del amor que, perdonando, transforma y cambia la vida.

En una cultura frecuentemente dominada por la técnica, el santo padre recuerda que se multiplican las formas de tristeza y soledad en las que caen las personas, entre las cuales muchos jóvenes, puesto que el futuro parece estar en manos de la incertidumbre que impide tener estabilidad. Por esta razón escribe que “se necesitan testigos de la esperanza y de la verdadera alegría para deshacer las quimeras que prometen una felicidad fácil con paraísos artificiales”.

Del año intenso que acaba de celebrarse el papa escribe que la gracia de la misericordia se nos ha dado en abundancia. Y que como un viento impetuoso y saludable, la bondad y la misericordia se han esparcido por el mundo entero. De ahí que se sienta la necesidad de dar gracias al Señor, porque en este Año Santo la Iglesia ha sabido ponerse a la escucha y ha experimentado con gran intensidad la presencia y cercanía del Padre, que mediante la obra del Espíritu Santo le ha hecho más evidente el don y el mandato de Jesús sobre el perdón.

Una vez concluido este Jubileo, es tiempo de mirar hacia adelante y de comprender cómo seguir viviendo con fidelidad, alegría y entusiasmo, la riqueza de la misericordia divina – manifiesta asimismo el pontífice –. Y pide que no limitemos su acción; no hagamos entristecer al Espíritu, que siempre indica nuevos senderos para recorrer y llevar a todos el Evangelio que salva.

En cuanto a la cultura del individualismo exasperado, sobre todo en Occidente, Francisco escribe que “hace que se pierda el sentido de la solidaridad y la responsabilidad hacia los demás”. Con todo – añade hacia el final de esta Carta Apostólica – “las obras de misericordia corporales y espirituales constituyen hasta nuestros días una prueba de la incidencia importante y positiva de la misericordia como valor social”, que nos impulsa a “ponernos manos a la obra para restituir la dignidad a millones de personas que son nuestros hermanos y hermanas”, llamados a construir con nosotros una “ciudad fiable”.

“Esforcémonos entonces – afirma el papa – en concretar la caridad y, al mismo tiempo, en iluminar con inteligencia la práctica de las obras de misericordia, cuyo carácter social “obliga a no quedarse inmóviles y a desterrar la indiferencia y la hipocresía, de modo que los planes y proyectos no queden sólo en letra muerta”.

Francisco concluye explicando que a la luz del “Jubileo de las personas socialmente excluidas”, mientras en todas las catedrales y santuarios del mundo se cerraban las Puertas de la Misericordia, intuyó que, como otro signo concreto de este Año Santo extraordinario, se debe celebrar en toda la Iglesia, en el XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario, la “Jornada mundial de los pobres”, que constituirá la preparación más adecuada para vivir la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, que se ha identificado con los pequeños y los pobres, y nos juzgará a partir, precisamente, de las obras de misericordia.

Texto de la Carta Apostólica aquí.

(Fuente: Radio Vaticana)

La UC cerró el Año de la Misericordia

Publicado en 17-11-16
Categorías: Destacados, Noticias Académicos, Noticias Alumnos, Noticias Funcionarios

El jueves 17 de noviembre concluyó el Jubileo de la Misericordia en la Pontificia Universidad Católica de Chile con el cierre de la última Puerta Santa en Chile, ubicada en el campus San Joaquín de la universidad.

La actividad comenzó con una peregrinación por la ruta de la Misericordia a lo largo de la Alameda de San Joaquín, un camino de siete estaciones que, a través de textos bíblicos y reflexiones, permitió a los peregrinos prepararse para el paso por la Puerta Santa del Templo Jubilar.

Posteriormente, se inició el paso por la Puerta Santa, lo que dio fin al tiempo de gracia iniciado en diciembre del año pasado, tiempo marcado por el perdón, la peregrinación y las obras de misericordia. Al pasar por la puerta, cada uno de los asistentes tomó una pulsera con la frase “Vivo la misericordia siempre”, como símbolo y recuerdo de vivir la Misericordia día a día.

A continuación se desarrolló la misa, presidida por el vice gran canciller UC, padre Cristián Roncagliolo quien comenzó la homilía comentando sobre el cierre del año de la Misericordia. “Hoy estamos clausurando la Puerta Santa y con esto también en esta universidad clausurando el Año de la Misericordia”, dijo el sacerdote.

Además, el presbítero explicó sobre el desafío que cada uno tiene a la luz de tantas imágenes de la puerta. “Está el desafío de transformarnos en puerta de misericordia para que se visualice la misericordia de Dios. Está el desafío de ser vidrio y vitral. Un vidrio para dejar pasar la luz de la misericordia y un vitral para que en esa luz no solamente veamos una misericordia eterna sino también un rostro, el rostro de la misericordia de Dios que en nosotros se hace cercano al que sufre”, dijo.

Antes de finalizar la ceremonia, el padre Cristián cerró definitivamente la Puerta Santa. Aprovechó la instancia para invitar a que “en este año, posterior al año de la Misericordia, podamos en nuestra vida ser testigos de la Misericordia”.

El Templo del Sagrado Corazón del campus San Joaquín fue una de las más de 10 iglesias jubilares de la Arquidiócesis de Santiago elegida para tener un Puerta Santa y la única que se encontró dentro de un campus universitario dentro de Chile. Durante este año, el Templo del Sagrado Corazón fue un lugar de acogida para todos los peregrinos que se acercaron para recibir y pedir las indulgencias plenarias.

 Revisa algunas imágenes aquí

Más de 90 alumnos y funcionarios dijeron “aquí estoy, Señor” y se convirtieron en testigos de Cristo

Publicado en 07-11-16
Categorías: Destacados, Noticias Alumnos, Noticias Funcionarios

Un día de fiesta se vivió la tarde del sábado 5 de noviembre en la Catedral de Santiago ya que 96 alumnos y funcionarios de la Pontificia Universidad Católica de Chile confirmaron su Fe en Dios y se comprometieron con la Iglesia al recibir el sacramento de la Confirmación. Además, 12 personas se bautizaron, recibiendo también la Eucaristía por primera vez.

La ceremonia fue presidida por el Cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago y gran canciller UC, junto con el vice gran canciller, padre Cristián Roncagliolo; el padre Eugenio de la Fuente, asesor de la Pastoral UC, y el Capellán de Casa Central, padre Hugo Tagle.

Durante la homilía, el arzobispo de Santiago destacó que “el momento que están viviendo es algo muy solemne, yo diría excepcional, una comunidad que se une para acoger a la vida divina que algunos de ustedes van a recibir en el sacramento del Bautismo. Una comunidad de hermanos y de amigos que los acompañan, para que el gesto de confirmar su fe sea un gesto muy eclesial. ¿Cómo no va a ser solemne el día en que la vida divina de Jesús, el Señor, comienza a crecer en la vida de quienes serán bautizados? ¿Cómo no será solemne este día, cuando el Espíritu Santo viene a confirmar lo que hace algunos años atrás han recibido en el sacramento del Bautismo?”.

“El Señor los envía desde hoy a ser misioneros. Yo sé que en el seno de la comunidad cristiana, la universidad constantemente promueve este espíritu de fe y de solidaridad. ¿Cómo no admirar el empeño por la misión, por la solidaridad, por construir tantas cosas bellas y buenas al servicio de los demás? Que eso sea una escuela fecunda para seguir creciendo en la fe y poder así transformar nuestra realidad en el Reino de Dios”, concluyó el cardenal Ezzati.

Esta ceremonia es el cierre de un año de preparación que se realiza a través del proyecto Sacramentos UC. Esta iniciativa reunió a los alumnos y funcionarios semanalmente durante todo el año para aprender sobre los mandamientos, el Credo y la importancia de recibir un sacramento, guiados por monitores. Además, el período de preparación contó con retiros de silencio y reflexión, una catequesis con el arzobispo de Santiago en el Templo del campus San Joaquín y un encuentro con toda la Pastoral UC en Picarquín.

María José Valdés, monitora de un grupo de sacramentos, explicó que esta experiencia  no solamente fue una oportunidad para guiar a sus compañeros sino que fue “un regalo infinito, he aprendido más de la Fe y de la Iglesia que en cualquier otra instancia en mi vida y eso es solo gracias a los confirmandos y a la toda la gente que hace que el proyecto salga adelante”.

Asimismo contó cómo comenzó el proceso y dijo: “a principio de año muchos de los que empiezan a prepararse no saben bien por qué lo están haciendo, algunos no tienen razones muy fuertes. Pero a medida que pasan las semanas uno va viendo cómo a cada confirmando, personalmente, le va haciendo sentido lo que está aprendiendo y cómo puede concretamente aplicarlo a su vida. El mensaje de Cristo les va haciendo sentido naturalmente y es muy bonito poder aportar a que eso pueda pasar. Es increíble ver cómo Dios va tocando sus corazones uno a uno, incluidos a los monitores.”

Sacramentos UC es un proyecto de la Pastoral UC abierto a profesores, alumnos y funcionarios de la universidad, que prepara a todas las personas que quieran recibir el Bautismo, la Primera Comunión o la Confirmación.

 

Revisa la galería de imágenes aquí

Música, adoración, encuentro y oración se vivieron en el Soli Deo Gloria

Publicado en 27-10-16
Categorías: Destacados, Noticias, Noticias Académicos, Noticias Alumnos

Al contrario de lo que muchos pueden pensar, componer música sacra no es algo del pasado, en pleno siglo XXI cuatro jóvenes compositores junto a más de 70 músicos dieron vida a Soli Deo Gloria, un concierto de Adoración al Santísimo, realizado el miércoles 26 de octubre en el Templo Mayor de Campus Oriente de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Esta iniciativa que busca promover la composición de música sacra contemporánea, es un proyecto de la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana de la Pontificia Universidad Católica de Chile en conjunto con el Instituto de Música UC. Su nombre se debe a la frase con la que el compositor alemán Johan Sebastian Bach firmaba sus obras y significa “solo a Dios la Gloria”, ya que la salvación sólo se lleva a cabo a través de su voluntad y acción.

La quinta versión del concierto de música sacra contemporánea estuvo enmarcada en la misericordia, por lo que las piezas musicales y poemas que, alumnos y ex alumnos, presentaron hicieron referencia a este tema.

Al respecto, Roberto Aravena, quien presentó su obra Para entregar mi última hoja de árbol, participó por segunda vez en el proyecto. “Todos los llamados a hacer nueva música son siempre bienvenidos y en este caso había una petición a escribir música sobre un elemento que ya de por sí es abstracto, igual que la música, que es la misericordia. Entonces, nos adentramos en un mundo que ya era de una abstracción muy misteriosa que nos terminó encantando, y nos metimos de lleno a esto al punto de leer casi la Biblia entera para poder crear un texto y poder llevarlo a la música”, explicó el alumno.

En el concierto se presentaron obras musicales inéditas para ensamble mixto, ensamble latinoamericano, coro y orquesta. Además, se realizó la lectura de poemas inspirados en la adoración eucarística.

El capellán de Campus Oriente, Pbro. Thomas Billot comentó que “este año el Soli Deo Gloria fue descubrir la belleza de la música que partió con esa primera palabra ‘necesito’, ahí está dicho todo. Necesitamos todos de la misericordia de Dios, de su presencia, de estar aquí al lado de Él y dejarse mirar por Él, por su compasión, por su misericordia. Fue muy emocionante, una experiencia única”.

La dirección de las obras fue realizada por académicos UC, entre los que se pueden nombrar a Aliocha Solovera, William Child, Cristian Gonzalez y Cecilia Bralic. También, formaron parte en la interpretación el Colectivo Semillero (ensamble latinoamericano) y la orquesta de estudiantes del Instituto de Música (CEEM).

“Hoy 300 personas vivieron, a través del arte, un encuentro con Cristo. La música, la poesía, el arte son oportunidades de ver porciones de la belleza de Dios. Este proyecto pone a Cristo en el corazón de campus Oriente”, expresó Guillermo Tagle, director de la Pastoral UC.

Este proyecto se presentará nuevamente en la Fundación Misericordia en Población La Pincoya, el próximo viernes 4 de noviembre, con el objetivo de dar un cierre al trabajo que los músicos y alumnos realizaron durante el año con los niños de la fundación a través de talleres y encuentros.

 

Revisa la galería de imágenes aquí

Revisa las ediciones y obras anteriores aquí

Con éxito se realizó la primera charla Forma

Publicado en 20-10-16
Categorías: Destacados, Noticias Alumnos

“¿Qué significa ser un ciudadano católico hoy?” fue la primera del ciclo de charlas Forma que la Pastoral UC comenzó a realizar con el fin de formar líderes católicos dentro y fuera de la universidad. La exposición, que se realizó el pasado 19 de octubre en el auditorio de la pastoral en San Joaquín y que convocó a más de 30 jóvenes de distintas disciplinas, fue dada por el instructor adjunto de la Facultad de Sociología, Eduardo Galaz.

“Fue una instancia muy buena para dialogar y formarnos en torno a nuestro rol como laicos en la sociedad. Hoy en día es fundamental que nos tomemos en serio nuestra misión que es transformar los ambientes en los que nos movemos con los valores de Cristo y del Evangelio. Creo que Forma es una gran iniciativa, porque permite conocer distintos testimonios y experiencias, escuchar expositores muy diversos y darle más sentido a nuestro trabajo en los distintos proyectos de la pastoral” comentó Manuel Izquierdo, estudiante de Derecho UC.

Forma nace como una respuesta a las inquietudes de alumnos, así como para complementar todas las instancias de evangelización y servicio que ofrece la pastoral con el conocimiento. “Más específicamente pensando en todos los alumnos que han pasado por proyectos, han vivido encuentros y experiencias transformadoras, y que están en miras a salir de la universidad, para que vean que el llamado a ser agentes pastorales es para toda su vida” explicó Tere Baeza, coordinadora de formación del proyecto.

“Con las charlas buscamos generar mayor conocimiento en torno a temas contingentes de nuestro país y entregar algunas herramientas útiles de liderazgo y de autoconocimiento con el objetivo de formar jóvenes católicos íntegros, coherentes y que comprendan al prójimo cuando egresen de sus carreras”, agregó.

Es por ello que durante octubre y noviembre se seguirán realizando charlas, las que esperan repetirse.

Difusión-02 (2)

 

La comunidad UC participó de la Peregrinación de Santa Teresa de Los Andes

Publicado en 17-10-16
Categorías: Destacados, Noticias Alumnos

El sábado 15 de octubre, más de 70 mil personas se reunieron en el Santuario de Santa Teresa de Los Andes para vivir un camino de santidad de Chacabuco al Carmelo a través de las 18 estaciones.

Este año, se realizó la 26ª peregrinación al Santuario de Santa Teresa de Los Andes bajo el lema “Vivir en Cristo, el camino de la Misericordia”. La Iglesia de Santiago y la Vicaría de la Esperanza Joven congregaron a todas las comunidades de pastoral juvenil de la arquidiócesis de Santiago, a las parroquias, movimientos, colegios e instituciones de educación superior de todo Chile para vivir esta fiesta en honor a a la primera santa chilena.

A pesar de la lluvia y el mal tiempo, los jóvenes comenzaron la peregrinación desde las 5 de la mañana en Chacabuco para culminar en el Santuario de Santa Teresa de Los Andes con una Santa Misa presidida por el Cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago.

El arzobispo de Santiago, en su homilía, invitó a los jóvenes a votar en las próximas elecciones y manifestó que “es muy emocionante ver cómo el Señor Jesús despierta en el corazón de tantos jóvenes la fe en Él. De verdad es una expresión de fe muy grande que nos llena de alegría y esperanza. Quien es cristiano de verdad se preocupa de los hermanos, y la manera de ello es participando responsablemente en la construcción del bien común, en este caso también votando”.

El cardenal agregó que “estos jóvenes ciertamente tienen muchos deseos de construir una ciudad hermosa, es decir una vida social buena y yo quiero solicitarles a ellos que en nombre del Señor en el cual creen, de verdad puedan comprometerse con todas sus fuerzas a construir una sociedad más fraterna y más justa”.

Además, se desarrollaron actividades como la visita a la cripta donde descansan los restos de Santa Teresa y la Plaza de la Cultura Vocacional, donde las congregaciones y movimientos compartían su esencia y mostraban sus originalidades invitando a los jóvenes a encontrar su vocación.

Para Simón González Carvajal, estudiante de Ingeniería, fue la séptima peregrinación. “Para mí esta instancia significa ver a la Iglesia viva, ver a tantas personas de tantas partes me recuerda año a año que el compromiso y amor por Cristo es lo más grande que puedo llegar a poseer. Esta vez el clima nos acompañó todo el camino y ver el cariño que pusieron en cada una de las estaciones, ver el ánimo de la gente en los kilómetros finales son muestra real de que la fe católica es gran don y que nuestra Santa es un tesoro incalculable para mi fe” comentó.

“Peregrinar hacia el santuario con la UC para mí es darle sentido a mi vocación, es darme cuenta que mi universidad y la pastoral acompañan mi peregrinar hacia el futuro de manera alegre, haciendo verdaderos amigos en Cristo. En este año de la misericordia el caminar tuvo un sentido especial, el comprender cómo el Padre nos mira con cariño, afecto y sin rencores mientras caminamos y nos regala su favor para seguir, como el día nublado, el viento, las personas que pasan al lado. Espero poder ir muchas veces y compartir esta alegría revitalizadora en cada uno de mis proyectos en la pastoral UC” concluyó el alumno.

 

El padre Cristóbal Fones da charla en el Campus San Joaquín

Publicado en 13-10-16
Categorías: Destacados, Noticias Alumnos, Uncategorized

Con cantos durante la adoración al Santísimo en el templo Jubilar de San Joaquín, el padre Cristóbal Fones dio inicio a su charla “La música como ministerio y rol de la música en la liturgia”, que se realizó en el auditorio de la Pastoral UC, el 13 de octubre.

El sacerdote, que actualmente se encuentra realizando una misión itinerante en el sur de Chile, habló sobre el ministerio de la música. “Llevo una vida aprendiendo a que mi canto sea amor, servicio, que se una a la misión de Jesús”, explicó a los asistentes. “El canto tiene que ser en honor y a la gloria de Dios. Pero, ¿qué es la gloria a Dios? Es cantar, genuinamente, por Cristo. Muchas veces caemos en la obsesión de hacerlo bien y se nos olvida lo más importante que es hacerlo por Él”, agregó.

Debido a lo anterior, explicó el criterio para saber si se está haciendo música por Dios o por uno mismo: preguntarse para qué y por quién se quiere hacer música. Por eso desafió a los asistentes a hacer música con Jesús, “ya que Él es el gran trovador de esta creación: de la justicia, el amor y la solidaridad”.

Asimismo, el padre habló sobre el rol de la música en la liturgia. Entre las cosas que destacó fue que al hacer música litúrgica es muy importante distinguir niveles: ordinario de la misa (los siete textos fijos), las cuatro procesiones de la eucaristía y los tiempos litúrgicos, entre otros.

Revisa algunas imágenes aquí.

Revisa el audio de la charla aquí.

Escolares, laicos, consagrados y universitarios vivieron una fiesta de la fe en la UC

Publicado en 11-10-16
Categorías: Destacados, Noticias, Noticias Alumnos

Los distintos carismas, espiritualidades y movimientos de la universidad estuvieron presentes en #SomosIglesia, iniciativa convocada por la Pastoral UC, para salir al encuentro de alumnos, académicos y funcionarios de la Universidad Católica.

Siguiendo las palabras del Papa Francisco, “la Iglesia está llamada a salir de sí misma e ir hacia las periferias, no solo las geográficas, sino también las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria (…) cuando la Iglesia no sale de sí misma para evangelizar, deviene autorreferencial y entonces se enferma”, este proyecto busca mostrar y destacar que la Iglesia somos todos y que juntos debemos ir en búsqueda de los demás.

El proyecto es una oportunidad que pretende mostrar la amplitud y diversidad que tiene la Iglesia en la universidad. Por eso, se busca que a través de “la misión de un día” múltiples carismas, proyectos y congregaciones transmitan su mensaje por todo el campus.

#SomosIglesia busca que los universitarios eliminen prejuicios y rompan barreras así como también que conozcan diversas experiencias que enriquecen la amplitud de nuestra Iglesia.

Desde las 10:00 movimientos, carismas y espiritualidades estuvieron presentes en el paseo peatonal de la entrada en el campus San Joaquín, en stands que atendieron a cada una de las personas que se acercaron a conocerlos. Además, los representantes de cada stand, salieron a misionar a patios, casinos y lugares de las facultades y unidades académicas presentes en el campus.

El cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago, también estuvo presente en este encuentro, recorrió los stands y conversó con los estudiantes y miembros de las diversas congregaciones y movimientos que formaron parte de la feria.

En paralelo a la feria de carismas, un grupo de escolares de distintos colegios participaron de charlas y actividades realizadas en el Centro de Innovación, Anacleto Angelini, donde buscaron nuevas formas de llevar a Cristo en sus colegios y renovar sus pastorales. En esta actividad, participó el rector de la universidad, Ignacio Sánchez que dio la bienvenida a las delegaciones de los colegios participantes y comentó que “nuestra universidad los recibe con alegría con las puertas abiertas en esta jornada de evangelización. Un encuentro para dialogar sobre la labor evangelizadora a la que estamos llamados”.

Luego, a las 13 se reunieron todos en el Templo Jubilar del Sagrado Corazón para finalizar el encuentro en torno a la Eucaristía presidida por el cardenal Ricardo Ezzati acompañado por presbíteros y sacerdotes de los carismas y congregaciones presentes.

El arzobispo de Santiago, en su prédica comentó que “Chile necesita urgentemente de la presencia de jóvenes que sean capaces de asumir el desafío de ser constructores de un Chile nuevo, un Chile que Dios sueña, un Chile que Jesucristo nos enseña a construir, el Chile que nuestra racionalidad humana, nuestra profesión como auténticos cristianos nos lleve a construir.” Además, agregó que “Chile necesita jóvenes con la cabeza muy bien formada, con el corazón bien formado, con la capacidad de trabajar en equipo para ofrecerle a nuestra patria destinos mejores”.

Por último, antes de finalizar la celebración, los jefes de #SomosIglesia realizaron una invitación a todos los que fueron parte de esta iniciativa y dijeron “queremos invitarlos a no quedarnos tranquilos, a no quedarnos dormidos, a construir un Chile nuevo. Escolares vuelvan a sus colegios a hablar de Cristo y, nosotros, universitarios seamos líderes de evangelización en nuestros cursos, en nuestros grupos de amigos y en nuestras familias”.

Para Guillermo Tagle, director de la Pastoral UC, “somos Iglesia fue demostrarle a la universidad y a Chile que la Iglesia es diversa, que somos muchos, que queremos cambiar el mundo y que soñamos con cambiar la historia. Fue un encuentro de mil personas en el corazón de la universidad, cada uno desde sus realidades, desde sus carismas y su forma de encontrar a Cristo y trabajar por la evangelización” y además, agregó que “hoy día nosotros demostramos que todos somos Iglesia y que vamos a cambiar el mundo”.

Así, finalizó la segunda edición de #SomosIglesia para mostrar a la Iglesia viva en la universidad, como un espacio de encuentro entre alumnos, funcionarios y académicos con Cristo.

 

Revisa la galería de imágenes aquí

Lanzamiento de Capilla País 2017

Publicado en 07-10-16
Categorías: Destacados, Noticias Alumnos

El 6 de octubre el Templo Jubilar de San Joaquín se vistió de celeste y amarillo para lanzar oficialmente, después de la misa de las 13:00 horas, Capilla País. Este proyecto, que se realizará entre el 3 y el 13 de enero, recorrerá distintas comunidades a lo largo de Chile, construyendo 16 capillas para quienes más lo necesitan.

“La oración es la llave maestra de la vida cristiana, porque por ella dialogamos con el Señor. Nuestra misión es rezar, especialmente por aquellas comunidades donde construiremos una capilla, ya que es lugar de oración con Dios”, dijo el vice gran canciller UC, padre Cristián Roncagliolo, durante la prédica.

Además, el presbítero agregó: “¿Cómo podemos preparar desde hoy a la iglesia a lo largo de Chile? A través de la oración: rezando por todas las personas que visitaremos y por el trabajo que se hará. De esta forma estaremos llenando de amistad con Dios a esa comunidad que hoy nos está esperando”.

Al término de la misa, los jefes nacionales de Capilla País, Juan Carlos Nieto y María Luisa Núñez, se dirigieron a todos los asistentes. “Imagínense un lugar donde no hay un espacio para despedir a nuestros seres queridos o para bautizar a quienes nacen. Hay muchas comunidades que no cuentan con una capilla para poder hacerlo, ni para poder tener un momento de oración”, explicaron. “La invitación es para todos a participar durante la primera quincena de enero en este proyecto. ¡Vamos a levantar la casa de Dios!”, invitaron.

Capilla País busca dar una respuesta al llamado del Papa Francisco, quien impulsa a todos los católicos a salir a las periferias “territoriales” y “existenciales”, construyendo capillas en sectores con alta vulnerabilidad y que no cuentan con acceso a una o a un lugar de culto.

Mayor información ingresa aquí.

Revisa la galería de imágenes aquí.