uc.cl pastoral.uc.cl

Alumnos recibieron Premio Espíritu UC

Fecha de publicación: 12-4-18 El rector Ignacio Sánchez reconoció a Margarita Yuraszeck y Nicolás Sánchez por promover los valores y el espíritu de la UC.

En el marco de la ceremonia de inauguración del año académico, que comenzó con una misa presidida por el cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago y gran canciller UC, monseñor Ivo Scapolo, nuncio apostólico de la Santa Sede; y el padre Tomás Scherz, vice gran canciller UC, se entregó el Premio Espíritu UC 2017.

Luego, en el edificio Andrónico Luksic se realizó la ceremonia de inauguración del año académico de la UC, año en que la institución cumple 130 años. El rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez, dio la bienvenida a los asistentes y destacó el llamado del Papa Francisco a que la UC sea un laboratorio para el futuro del país.

En la ocasión también estuvo el ministro de Educación, Gerardo Varela, los miembros del Honorable Consejo Superior, rectores de otras casas de estudios, directivos de fundaciones y corporaciones dependientes de la universidad, autoridades universitarias, académicos, funcionarios y alumnos.

Luego de los discursos del ministro de Educación y del rector, se hizo entrega del Premio Espíritu UC a Nicolás Sánchez, estudiante de Química y Farmacia, y a Margarita Yuraszeck Krebs, alumna de Enfermería. Este premio se creó en el año 2002 y busca promover los valores y el espíritu de la Universidad Católica en sus estudiantes de pre grado, premiando a los alumnos que a lo largo de su etapa universitaria han estado abiertos a las distintas dimensiones de lo humano, conscientes de su responsabilidad personal y social, destacándose por su compromiso con la comunidad universitaria y el país a través de diferentes instancias además de ser alumnos de excelencia académica.

¿Quiénes son los estudiantes premiados el 2017?

Margarita Yuraszeck, alumna de quinto año de enfermería

La estudiante, que en este semestre está realizando su internado en el área del cuidado del adulto, es la menor de siete hermanos y camarera de la Virgen del Carmen, fue presidenta del centro de alumnos en su colegio Los Andes y jefa nacional de Trabajo País 2017, coordinó a los voluntarios UC que ayudaron en la reciente visita papal y, en unos meses más, partirá de viaje a Kenya para ayudar a mujeres embarazadas en riesgo social.

¿Por qué enfermería? “Enfermería me encanta porque me permite hacer tres acciones que me llenan el corazón: cuidar, acompañar y escuchar. Tengo una tía y una tía abuela que son enfermeras y que me han inspirado mucho”, explica y agrega que hace talleres de primeros auxilios y además es ayudante en su escuela en talleres prácticos del plan del adulto.

Desde su primer momento en la UC, Margarita participó en el proyecto Trabajo País. Debido a su alta motivación fue avanzando desde ser voluntaria a tomar diferentes responsabilidades que culminaron en su cargo de jefa nacional para los trabajos que se efectuaron en julio de 2017, en los cuales participaron 1.200 jóvenes que construyeron o repararon capillas y salones parroquiales rurales desde Arica a Puerto Montt. Fue una enorme tarea que le requirió largas horas de trabajo pues hubo que organizar los equipos que lideraron 37 zonas geográficas, además de conseguir los fondos para los materiales, las donaciones de alimentos para todos los voluntarios, entre muchas otras labores.

“Lo que me gusta de Trabajo País, en comparación con otros proyectos de servicio, es ver algo más concreto, construir algo en conjunto y que queda en el lugar”, expresa Margarita, quien luego de finalizar su labor en Trabajo País, ayudó a coordinar a más de 1.000 voluntarios UC que ayudaron en la visita papal, en actividades en Santiago y en Casa Central UC. “Fue muy especial el mensaje del Papa, que reconoció y elogió el trabajo que hemos hecho en Pastoral UC. Me emocionó mucho”.

Nicolás Sánchez, alumno de Química y Farmacia

Con 24 años este joven estudiante de Química y Farmacia ha dedicado todos sus años de estudio al servicio público. Asistió trece veces y fue coordinador nacional de los Trabajos de Salud Rural, tarea que ha compartido con su otra pasión que es enseñar. Ha sido tutor de un número incontable de alumnos y ha coordinado distintos programas que apoyan a los estudiantes en sus primeros años dentro de la universidad.

Asegura que cada paciente que conoció en los Trabajos de Salud Rural lo marcó y cada experiencia que vivió fue forjando lo que hoy es como futuro profesional y como persona. Pero de todas estas experiencias, sin duda hay una que jamás olvidará. Hualañe queda muy retirado y las personas están un poco abandonadas, comenta, ahí conoció a un señor de unos 60 años que estaba postrado hacía varios meses, luego de haber tenido una fuerte caída. “Con un compañero de kinesiología lo visitamos durante una semana completa y logramos que se levantara y caminara con la ayuda de un burrito, la alegría de esa familia y el rostro de ese señor será algo que nunca olvidaré”, cuenta el alumno de 24 años, quien luego pasó a ser parte del equipo organizador de los TSR y durante el año 2015 fue coordinador general de la UC y al año siguiente coordinador nacional del proyecto.

Luego de esta experiencia, Nicolás determinó que su meta sería trabajar -a futuro- en algo donde pudiera prestar servicio y ayudar en la salud de las personas. Es por eso que optó por realizar su práctica profesional en farmacia clínica, hoy ya lleva más de ocho meses prestando servicios en el hospital de tratamiento de enfermedades infecciosas, Lucio Córdova, ubicado en la comuna de San Miguel.

La segunda pasión de este joven, nacido y criado en Puente Alto, es la enseñanza. Cuando entró a la UC tuvo un tutor -del programa de Becas de Nivelación Académica- que lo ayudó a enfrentar de mejor forma su tiempo como novato. Al año siguiente, el futuro Químico, sintió que debía devolver la mano, y ser ahora él quien ayudara a los nuevos alumnos. “Creo que a veces con cosas simples uno puede contribuir mucho en la vida de una persona y hacer tutorías ha sido una tremenda y enriquecedora forma de sentir que puedo aportar –desde mi conocimiento y experiencia- para que otros se superen y sean mejores profesionales”.

Reconoce que enseñar es algo que le llena el alma, no es casualidad que su sueño de niño fuese ser profesor de historia. Con el tiempo, Nicolás participó activamente de diferentes programas de acompañamiento a los alumnos, fue tutor de la Beca de Nivelación, del programa de ayuda a la inserción Universitaria (PAI), luego pasó a ser coordinador de tutores; fue coordinador y ayudó en la creación y desarrollo del Programa de Apoyo a la Persistencia PAPER, que ayuda a la prevención de reprobación de cursos y deserción. Paralelo a esto, fue ayudante del taller de entrenamiento a la acción tutorial dictado por el CARA UC, y además ayudó en la coordinación del primer encuentro de tutores de la universidad en el año 2015.

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Virginia Soto-Aguilar C., Dirección de Comunicaciones, msotoagu@uc.cl
Rocío Ramos, Dirección de Comunicaciones, roramos@uc.cl